Euskaltel cambia su imagen sin renunciar al color naranja y su identidad como empresa vasca

La letra "K", convertida en mariposa, representará a la compañía en el mercado nacional de telefonía móvil como operador independiente

VASCO PRESS BILBAO
Euskaltel cambia su imagen sin renunciar al color naranja y su identidad como empresa vasca

La nueva imagen varía también el tipo de letra y abandona las mayúsculas y, en palabras del consejero director general, Alberto García Erauzkin, representa "al Euskaltel que evoluciona" y los valores de "pertenencia" de la compañía a Euskadi, la "sencillez" que ofrece a sus clientes para acceder a las nuevas tecnologías y el "espíritu emprendedor" de la empresa.

García Erauzkin ha presentado la nueva campaña junto al presidente de la compañía, José Antonio Ardanza, en una rueda de prensa en la que éste ha destacado que la Euskaltel móvil "histórica" terminará a finales de 2006 coincidiendo con su conversión, el año próximo, en operador independiente de telefonía móvil.

En este sentido, Ardanza ha adelantado que la compañía "volará" una vez que se asiente en Euskadi, aunque "seguirá manteniendo los valores del país". Asimismo, García Erauzkin ha apuntado que "somos más naranjas que nunca y más vascos que nunca".

Ambos dirigentes han recalcado el mensaje de "tranquilidad" a sus clientes de telefonía móvil, adelantando que a finales de noviembre la compañía comenzará a ponerse en contacto con todos ellos de un modo personal para llevar a cabo todos los pasos que hay que dar para "migrar" sus teléfonos de la red Amena-Orange a la de Euskaltel de una manera "sencilla". "No hace falta que hagan nada si quieren seguir con nosotros", ha dicho García Erauzkin, quien también ha aconsejado no ofrecer los datos si la intención es continuar con la compañía vasca.

Conflicto con Amena-Orange

El paso dado el pasado 8 septiembre por Euskaltel, al anunciar su decisión de convertirse en operador independiente de telefonía móvil anunciando un acuerdo con Vodafone para la prestación de servicios y la consiguiente "ruptura" con Amena-Orange, abrió un debate sobre la titularidad de los clientes en el que ha mediado la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). El consejero director general de Euskaltel ha señalado que "no vamos a renunciar a ningún cliente" congratulándose la resolución de la CMT que ha permitido que sea el propio cliente el que decida con que compañía quiere estar.

Asimismo, ha manifestado que "estaremos vigilantes a que todos cumplan" la resolución de la CMT, que obliga a Orange a garantizar la continuidad del servicio a los clientes que opten por "migrar" a Euskaltel hasta que dicha migración se haga efectiva por lo que "no contemplamos que nadie se quede sin servicio".

Por su parte, José Antonio Ardanza ha afirmado que hasta el próximo 31 de enero "se puede hacer todo, lo que hace falta es que haya voluntad de hacerlo" y García Erauzkin ha explicado que la compañía tiene "experiencia logística" en el proceso como "para hacerlo con garantías". Asimismo, ha indicado que el coste que acarreará la migración supondrá un 20% del total de las inversiones anunciadas en septiembre pasado, unos 10 millones de euros y que, pese a ello, la compañía mantiene su objetivo de superar los 30 millones de euros de beneficio.

Fotos

Vídeos