El Gobierno aprueba una ley para fomentar la lectura y el uso de bibliotecas

Con esta iniciativa el Ejecutivo pretende aumentar el número de lectores y para ello hará campañas de promoción de escritores

EUROPA PRESS | MADRID
El Gobierno aprueba una ley para fomentar la lectura y el uso de bibliotecas

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha anunciado hoy que el Consejo de Ministros ha aprobado la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley de la Lectura, del Libro y las Bibliotecas que consolida el precio fijo de los libros y que establece para los libros de texto el precio libre, que sustituye al régimen actual de descuentos.

El objetivo de este proyecto es garantizar una competencia leal entre los distintos ámbitos comerciales del libro. Esto redundará en el mantenimiento de las pequeñas librerías que, por un lado, representan la mayor red de venta de libros en España y, por otro, garantizan la rentabilidad de los libros de fondo, obras cuya existencia ayuda al mantenimiento del pluralismo cultural.

De la Vega ha asegurado que esta nueva Ley-- que lleva varias semanas de retraso desde que fue anunciada por la Ministra de Cultura y el Presidente del Gobierno--"introduce un cambio solicitado por editores, libreros, e industria a favor la liberalización del precio de los libros de texto que beneficiará a las familias, protegerá a los libreros y conseguirá el manteniendo de una oferta cultural diversificada".

Principios que regirán las bibliotecas

El texto explicita también los principios y valores que deben regir las bibliotecas: la libertad intelectual y el acceso a la información; la igualdad de acceso a los materiales, instalaciones y servicios de la biblioteca sin que pueda existir discriminación por razón de origen, etnia, religión, ideología o género, y la pluralidad, en virtud de la cual las bibliotecas deberán poner a disposición de los usuarios la mayor variedad posible de documentos que reflejen la diversidad de la sociedad y su riqueza lingüística.

De la Vega, ha señalado que crear lectores "es uno de los pequeños gestos que pueden hacer grande a un país" y recordó que hasta ahora la regulación legal del libro se recogía en una normativa "dispersa" y "bastante obsoleta". "Era necesario poner al día la Ley del año 1975. Era necesario dar coherencia a la regulación y enmarcarla en un mandato constitucional para promover el acceso a la Cultura", apuntó la vicepresidenta del Gobierno.

Objetivo: Aumentar el número de lectores

En cuanto a las bibliotecas, ha señalado que el proyecto pretende impulsar la lectura mediante la creación y desarrollo de las bibliotecas de uso público y para ello se prevé una inversión de más de 430 millones de euros en los próximos 7 años.

Con el impulso de los planes de fomento de la lectura a través de este Proyecto de Ley, el Gobierno refuerza uno de los elementos que considera más importantes de su política cultural: aumentar el número de lectores. En este sentido, y según el 'Estudio de Hábitos de Lectura y Compra de Libros', en los últimos cinco años, el conjunto de lectores frecuentes y ocasionales ha aumentado siete puntos porcentuales, hasta superar el 57 por 100 de la población mayor de catorce años, y leen el 74,9 por 100 de los jóvenes de catorce a veinticuatro años, mientras que el 84 por 100 de los niños de seis a trece leen libros que no son de texto.

El Ministerio de Cultura desarrollará también campañas de promoción de los autores españoles que se expresen en castellano o en cualquiera de las lenguas cooficiales del Estado. Asimismo, podrá colaborar con las Comunidades Autónomas en las políticas de promoción literaria. En este sentido, la Administración General del Estado mantendrá un sistema de premios nacionales a favor de los autores de los principales ámbitos de la actividad literaria, científica y técnica.

Fotos

Vídeos