Este contenido es exclusivo para suscriptores

Navega sin límites desde 4,95€ al mes y además este mes podrás ganar una Smart TV con tu suscripción

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

La vida extraordinaria de Doña Casilda

El Ayuntamiento presenta una nueva biografía de esta «mujer sobresaliente» que saltó de la pobreza a ser la mayor propietaria urbana de Bilbao, donde dejó una huella duradera

Retrato de Casilda de Iturrizar./Colección del Ayuntamiento de Bilbao
Retrato de Casilda de Iturrizar. / Colección del Ayuntamiento de Bilbao
CARLOS BENITO

Los bilbaínos nos hemos acostumbrado a vivir rodeados de rastros de Casilda de Iturrizar, que mantiene en la villa una presencia insólita para una mujer nacida hace dos siglos (el 20 de julio de 1818) y fallecida en 1900. No solo se trata de la única persona con representación doble en el callejero (el parque de Doña Casilda y la calle Viuda de Epalza), sino que muchas de las instituciones que apoyó o promovió con su fortuna han pervivido hasta la actualidad: desde el Teatro Arriaga o el Hospital de Basurto hasta las Escuelas de Tívoli, pasando por esas becas Viuda de Epalza instauradas tras su muerte, de las que se han beneficiado hasta ahora 970 estudiantes. El Ayuntamiento ha presentado hoy una biografía de esta «mujer sobresaliente», publicada dentro de la colección 'Bilbogileak-Memoria de Bilbao' de la Fundación Bilbao 700, en la que Eduardo J. Alonso Olea desmenuza la vida fascinante y la presencia pública «intermitente» de doña Casilda.

 

Fotos