Este contenido es exclusivo para suscriptores

Navega sin límites desde 4,95€ al mes y además este mes podrás ganar una Smart TV con tu suscripción

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Ruby, la pistola eibarresa que conquistó al ejército francés

Impresionado por la calidad de sus armas, el Gobierno galo encargó miles de unidades a Gabilondo y Urresti, un taller que solo tenía 8 operarios, en la Primera Guerra Mundial

Soldados franceses se preparan para avanzar en la batalla de Verdún. /AFP
Soldados franceses se preparan para avanzar en la batalla de Verdún. / AFP
NURIA LAGO

La guerra de trincheras en el frente occidental, una de las fases más dramáticas y sangrientas de la I Guerra Mundial, supuso sin embargo una racha de prosperidad para una pequeña empresa eibarresa, el taller armero de Gabilondo y Urresti. Durante aquel conflicto devastador hubo un gran desarrollo de la armería en la zona de Eibar, que se benefició de dos condiciones muy favorables: la primera, la neutralidad de España; la segunda, la tradición y proximidad a Francia de los armeros de la villa guipuzcoana. Pero Gabilondo y Urresti destacó por encima de las otras, debido a su acierto al diseñar una pistola semiautomática que era eficiente, cómoda y perfecta para el combate entre trincheras, que se extendían desde la frontera Suiza hasta el sur del Mar del Norte, en la costa belga.

 

Fotos