Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

¿Cómo era el día de Reyes hace un siglo?

La festividad del 6 de enero en Bilbao se celebraba por todo lo alto. Los regalos de los niños y los aguinaldos caracterizaban una jornada con la que se ponía fin, de forma oficial, a las Navidades

El antiguo asílo de huérfanos de la Casilla./ E.C.
El antiguo asílo de huérfanos de la Casilla. / E.C.
Imanol Villa
IMANOL VILLA

Señalaba el diario 'Euzkadi' el 7 de enero de 1919 que «la villa recobrará hoy su aspecto normal y, ya digeridos los turrones, los capones y los pavos –hay aves de éstas que empachan–, se dedicará nuestra gente de trabajo a laborar por su bienestar y el de Bilbao, que es el fin primordial al que aspiramos los bilbaínos». Era la costumbre. El 6 de enero marcaba el final de las Navidades y el regreso a la normalidad. Poco se ha cambiado desde entonces. El Día de Reyes era para la mayoría la última gran fiesta de una época marcada por lo excepcional. Por esa razón, quizás, los bilbaínos tenían costumbres muy marcadas que repetían cada 6 de enero de una forma casi religiosa.

 

Fotos