Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Las leonas de los bateles

La escritora de cuentos de hadas madame d'Aulnoy fue la primera mujer en describir el trabajo, el orgullo y la dureza de las bateleras de Pasajes, carácter que experimentó en carne propia su indiscreto cocinero

Bateleras de pasajes en una ilustración del siglo XIX. /D.V.
Bateleras de pasajes en una ilustración del siglo XIX. / D.V.
Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

«Cuando esas jóvenes vizcaínas se irritan, son más de temer que las leonas fieras». Esta frase fue escrita a finales del siglo XVII por una mujer que no la pronunció, pero sí la oyó decir al final de un violento incidente que presenció cuando cruzaba en barca la bahía de Pasaia. La anotadora era Marie-Catherine Le Jumel de Barneville (1651-1705), baronesa de d'Aulnoy, una aristócrata francesa conocida por sus cuentos de hadas pero también por su 'Relación del viaje de España en 1679'. El libro es un entretenidísimo relato, plagado de detalles pintorescos y anécdotas curiosas, de un supuesto viaje que la dama emprendió para conocer la corte del rey Carlos II, donde se había establecido su madre. 'Supuesto' porque no pocos críticos han considerado que el texto es una ficción de cabo a rabo, que madame d'Aulnoy se lo inventó todo y no puso un pie a este lado de la frontera. Otros consideran que se limitó a exagerar todo aquello que le llamó la atención al sur de los Pirineos. El incidente que dio lugar a la citada apreciación sobre la fiereza de las muchachas «vizcaínas» -léase vascas- destaca porque refleja, no sin admiración y asombro por parte de la autora, el modo de vida de las bateleras de Pasajes, en Guipúzcoa.

 

Fotos