Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El día que Heinrich Himmler subió a Igeldo y comió en Alsasua

Himmler pasea por San Sebastián en compañía de las autoridades locales civiles y militares. /Kutxa Fototeka
Himmler pasea por San Sebastián en compañía de las autoridades locales civiles y militares. / Kutxa Fototeka

El 19 octubre de 1940 y de camino a Madrid, el jerarca nazi se detuvo a visitar la capital guipuzcoana y celebró un «almuerzo íntimo» en la ciudad navarra

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

Heinrich Himmler era un hombre «preciso y meticuloso». Como explica la periodista Heather Pringle en 'El plan maestro', el fanático y fiel colaborador de Hitler, jefe de las SS y uno de los principales arquitectos del Holocausto perpetrado por el III Reich, acostumbraba a anotarlo todo, lo que incluía las horas de salida y llegada de los trenes que tomaba, un dato que luego pasaba a limpio al diario que escribía desde los 10 años. Esta precisión pareció contagiarse entre los periodistas que cubrieron su visita a España en 1940, un viaje de apenas 6 días de octubre, durante el que pasó una mañana en San Sebastián y almorzó en Alsasua, camino de Burgos y Madrid donde sería recibido por Franco. El jerarca nazi llegó a la frontera, en Irún, el sábado 19 de octubre. Como publicó 'El Correo Español' en su titular de primera página al día siguiente, «ayer, a las nueve y cinco, entró en España Himmler».

 

Fotos