Diez móviles para personas mayores fáciles de usar

Algunos fabricantes han encontrado su nicho en los teléfonos accesibles/Web
Algunos fabricantes han encontrado su nicho en los teléfonos accesibles / Web

Descubre cómo configurar un smartphone para facilitar su uso a la tercera edad

José Carlos Castillo
JOSÉ CARLOS CASTILLO

Las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados y la mayoría de nuestros mayores tienen auténticos problemas para alcanzarlas. Manejarse con los paneles táctiles de los móviles más modernos les supone todo un reto, por mucho que se les instruya en el arte de enviar notas de voz por WhatsApp. Así, no son pocos los fabricantes que han encontrado su nicho de mercado en los smartphones adaptados, provistos de botones y pantallas de gran formato.

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, hemos seleccionado los terminales más propicios para regalar a los abuelos. También detallamos la configuración adecuada para ellos, si es que optamos por un teléfono inteligente.

1.

Facitel FS07

Una de las opciones más económicas en cuanto a teléfonos 'senior'. Por apenas 25 euros, el Facitel FS07 cuenta con una pantalla considerable; teclas de gran tamaño con marcación rápida; dos botones configurables; linterna LED; radio FM y función de manos libres. Además de un práctico botón 'SOS', que se puede pulsar para alertar al contacto de emergencia que esté guardado como tal en la agenda del celular.

2.

Huawei Ascend G6

Los smartphones para mayores tampoco están reñidos con paneles táciles... siempre y cuando atesoren una interfaz de usuario simplificada. Es el caso del Huawei Ascend G6, cuya 'Simle Home UI' se limita a las opciones básicas. Además, la pantalla se fragmenta en 'tejas' coloreadas de gran tamaño (fotografías de contactos inclusive). Ronda los 140€.

3.

Doro 835

Una de las últimas novedades en el mercado, también con pantalla táctil pero con iconos amplios y circulares. La interfaz destaca tres acciones básicas: 'llamar', 'ver' y 'enviar'. El Doro 835 integra WiFi, GPS, Radio FM, dueto de cámaras (modestas) y una útil base de carga. Además, el volumen es fuerte y nítido. Está disponible por 190€.

4.

Archos Senior Phone

Con 92 gramos de peso, el Archos Senior Phone resulta muy cómodo de manejar y llevar en el bolsillo. Como los anteriores, su batería promete varios días de autonomía; admite doble SIM y cuenta con vibración, indispensable para los duros de oído. Tampoco faltan 'apps' básicas como 'calendario', 'calculadora', 'despertador'... Todo por 45€.

5.

Thomson T-Link 11

También aquí hablamos de un consumo mínimo de batería, que además se carga rápidamente. Son las ventajas de limitar sus funciones al máximo: llamadas, mensajes, sintonizador FM y poco más. La peculiaridad es que combina teclas con pantalla táctil, al gusto del consumidor. Su precio sorprende: poco más de 13€.

6.

VOTTAU E09

El mentado botón de emergencia es un estándar en este segmento, pero aquí podemos configurarlo para que envíe un mensaje de texto al número designado. Por lo demás, un teléfono cuatribanda robusto, con teclado de números grandes, tres teclas configurables, radio, linterna y base de carga micro-USB. Lo encontramos desde 35€.

7.

Artfone C1 Senior

Y si hablamos de teclas grandes, el C1 Senior de Artfone se lleva la palma (destacan las de cuelgue y respuesta, en colores llamativos). El modelo convence por su diseño ergonómico, una batería de 1.000 mAh (hasta 360 horas en conversación) y el botón de desbloqueo deslizante, lo que facilita el proceso. Además, podemos asignar hasta cinco contactos de emergencia. Cuesta 33€.

8.

Easyfone Prime A2

Su batería permanece hasta un mes en espera y el cristal curvado de la pantalla (muy luminosa) supone una protección inmejorable frente a golpes. También nos gusta la funcionalidad de marcación locutada: cada pulsación se 'canta' para que el anciano se asegure de llamar al teléfono correcto. Es cuatribanda y parte de los 30€.

9.

Telefunken TM 110

A los botones XXL en plástico agradable al tacto sumamos una pantalla radiante y un volumen máximo de 95 decibelios. Por lo demás: botón de emergencia, reproductor FM con o sin auriculares, linterna, compatibilidad con tarjetas microSD, grabadora, pantalla táctil y hasta 240 horas de autonomía en reposo. Por 28€

10.

AEG M250

Su botón SOS actúa en tres sentidos: emite una señal sonora, envía un mensaje de texto a cinco contactos de emergencia y llama al primero de ellos. El teclado se retroilumna y resulta fácil de pulsar, en consonancia a una pantalla LCD cristalina, a todo color. También permite configurar el tipo de vibración. 35€ y listo para envolver.

La configuración ideal para usuarios 'senior'

Considerando la gran variedad de smartphones Android disponibles, con una excelente relación calidad precio, puede que nos decidamos por un teléfono no tan limitado en funciones. En ese caso podemos seguir ciertas pautas de acondicionamiento, para que los usuarios de avanzada edad no encuentren problemas en la ejecución de las tareas más básicas: realizar llamadas telefónicas, leer mensajes o tomar fotografías.

Primero, debemos asegurarnos de que el dispositivo se encuentra actualizado a la última versión compatible de Android. El proceso suele resultar traumático para los mayores, especialmente si ya se habían acostumbrado a la interfaz anterior.

El siguiente paso será crear una cuenta de Google a la que tengamos acceso, sea para gestionar permisos; geolocalizar el dispositivo; instalar aplicaciones de forma remota o comprobar el almacenamiento de contenido multimedia en la nube. Son aspectos complejos, en los que el usuario potencial no reparará.

Por supuesto, la interfaz nativa de Android resultará del todo farragosa para el mayor. Conviene reemplazarla por un 'launcher' o capa de personalización que facilite el uso del teléfono. Encontramos bastantes en Google Play: 'BIG Launcher', 'Large Launcher', 'Big Button Launcher'... todos ellos con tipografías e iconos de gran formato.

A continuación procederemos a eliminar todo el contenido superficial, incluyendo aquellas aplicaciones preinstaladas que nunca se vayan a usar y erradicando 'widgets' (accesos directos) en pantalla, si es que el 'launcher' escogido no lo ha hecho ya.

Uno de los aspectos más vitales es el tono de llamada. Debemos subir el volumen al máximo (aplicaciones como 'Aumentar el volumen' lo amplifican por encima del umbral predeterminado) y escoger uno de carácter genérico, como los que imitan a los teléfonos de toda la vida.

Para terminar, el bloqueo automático de pantalla y la petición del número PIN pueden traer algún quebradero de cabeza. Lo mejor es desactivar ambos desde el menú de ajustes, así no habrá problemas cuando el smartphone entre en reposo o volvamos a encenderlo, tras agotarse la batería.

Si todo lo demás falla, siempre queda posicionar nuestro número de teléfono en la pantalla de inicio, lo que nos convertirá en un servicio técnico improvisado. Todo sea por mantener el contacto con nuestros mayores, siempre dispuestos a regalarnos su experiencia vital.