Google presenta sus nuevos Pixels ¿baratos? con cámara de gama alta

Imagen de los nuevos teléfonos de Google. /
Imagen de los nuevos teléfonos de Google.

La multinacional estadounidense entra en el mercado de la gama media ofreciendo unos terminales de características humildes a unos precios, de entrada, algo elevados

Iñaki Juez
IÑAKI JUEZ

Tal y como estaba previsto, se ha aprovechado la Google I/O, la tradicional conferencia de desarrolladores organizada por la compañía del buscador más usado, para presentar sus nuevos teléfonos inteligentes. Pero, al contrario que en otras ocasiones, no se trata de móviles de 'alto standing'. Los Google Pixel 3a y 3a XL son la apuesta de la multinacional estadounidense por asaltar la gama media, ya que cuentan con características más humildes que el resto de buques insignia de su competencia. Salvo por un pequeño gran detalle: la maravillosa cámara heredada del modelo anterior lanzado al mercado el pasado mes de octubre.

Los Pixel 3a y 3a XL integran pantallas OLED de 5,5 y 6 pulgadas (sin muesca estilo iPhone X) y ya están a la venta en la web de Google por 399 y 479 euros respectivamente. Un precio algo excesivo tratándose de unos móviles que llevan en su interior un procesador de gama media del año pasado como es el Snapdragon 670, unos ya escasos 4 GB de RAM de memoria base o la elección del plástico como material de construcción en vez de utilizar el cristal, lo que impide también que cuente con carga inalámbrica. En ese rango de precios, podemos encontrar smartphones como el Xiaomi Mi 9, de gama alta, o los buques insignia de Samsung o Huawei del año pasado rebajados de precio. Incluso el propio Google Pixel 2 XL con componentes más potentes.

Eso sí, por 400 euros podemos acceder a una de las mejores cámaras de 2018, plenamente vigente en la actualidad, colocada en la parte trasera sobre un fondo bicolor o negro total como parte de un diseño bastante conservador. Hablamos de una cámara con resolución de 12 Mpx Dual-Pixel, y apertura focal f/1.8, con la que es prácticamente imposible sacar una mala instantánea gracias a la utilización de la inteligencia artificial tanto en las tomas como en su procesado. En la frontal, se coloca otra lente de 8 Mpx f/2.0 que también aporta una gran versatilidad, ya que ambas son capaces de hacer fotos en modo retrato, con el fondo desenfocado, pese a no contar con dos lentes o de noche, iluminándose la escena como por arte de magia.

La gran pregunta es si a muchos les merecerá la pena pagar ese sobre precio por unos componentes que otras marcas ofertan por 200 euros menos sólo por el aspecto fotográfico, la experiencia de Android puro y la seguridad de contar con actualizaciones periódicas para los próximos tres años. También se desconoce si, como sucede con otras marcas, estos teléfonos con lector de huellas trasero que sólo se diferencian en la capacidad de su batería (3.000mAh y 3.700mAh compatibles con carga rápida), irán bajando de precio a medida que pasen los meses desde su presentación. En todo caso, los nuevos Pixel parecen formar parte de una estrategia de Google para que sus teléfonos sean asequibles a todos los bolsillos. ¿Hará Apple lo mismo para garantizarse la supervivencia de su ecosistema? El tiempo lo dirá.