Así ha cambiado el coronavirus nuestro uso del móvil

Pasamos un 38,3% más de tiempo con el smartphone entre manos

Los teléfonos nos ayudan a mantener el contacto, trabajar y divertirnos durante la cuarentena /
Los teléfonos nos ayudan a mantener el contacto, trabajar y divertirnos durante la cuarentena
José Carlos Castillo
JOSÉ CARLOS CASTILLO

Las estadísticas ratifican un incremento exponencial en el uso de smartphones durante la cuarentena establecida por el Estado de Alarma. Aún disponiendo de más tiempo que nunca en compañía de los nuestros (quienes tengan dicha suerte), la dependencia excesiva respecto a los dispositivos inteligentes se mantiene.

Smartme Analytics ha llevado a cabo el estudio 'Impacto del coronavirus en el uso del móvil', previa monitorización de más de 8.000 sujetos representativos de la población española: «Su navegación se ha registrado de forma anonimizada y esos millones de registros de datos han sido analizados para extraer aprendizajes muy útiles que nos permiten entender el impacto que se está produciendo en las principales marcas que dominan el canal móvil», explica la firma.

La primera conclusión, decíamos, es un aumento del tiempo que pasamos con el teléfono entre manos. La media de 2 horas y 40 minutos registrada la semana previa al confinamiento de la población (coincidiendo con la detección de los primeros casos en Madrid), pasó a 3 horas y 24 minutos en la segunda semana de marzo, ya con los colegios cerrados y una mayoría teletrabajando.

Teletrabajo y redes sociales

Este incremento del 38,3% no benefició por igual a todos los sectores, resultando las telecomunicaciones y las redes sociales los usos más destacados. Las jornadas laborales en remoto explican el tráfico de récord para aplicaciones como Skype, Duo y Hangouts, usadas hasta un 60% más que la semana anterior.

Por su parte, la necesidad de mantener el contacto con amigos y familiares derivó en un 45,1% más de llamadas telefónicas; un 61% más de uso para WhatsApp (hasta los 30 minutos de media al día) y el repunte de la 'Santa Trinidad' del 'social media': Instagram (22,7%), Facebook (36,5%) y Twitter (56,1%). Por desgracia, dichos porcentajes han venido acompasados de centenares de bulos en forma de vídeos, imágenes y notas de voz, destinados a propagar el pánico a mayor velocidad que el propio covid-19.

Streaming y juegos

Otro segmento en auge dentro de nuestros smartphones ha sido el del entretenimiento. Primeramente de la mano de las plataformas de streaming: la aplicación de Netflix para smartphones registró un 30,6% más de uso, seguida por el 22,2% de Amazon Prime Video. La primera ha sido noticia estos días por la petición de la Unión Europea para que redujese su calidad de tranmisión, con tal de no colapsar las redes.

Pero no todos los usuarios han optado por vías legales para sus maratones audiovisuales. Según Google Trends, las búsquedas del término 'torrent' se han triplicado en los últimos días; cuadriplucado en el caso de 'megadede'. La app del portal de piratería experimentó, de hecho, un 70,4% más de uso.

Como era previsible, también estamos dedicando más tiempo a jugar, especialmente a títulos de acceso gratuito. Veteranos como 'Clash of Clans' y 'Township' registraron un 63,2% y un 45,1% más de uso respectivamente, pero también sobresalen otros usualmente ajenos a la lista de más descargados. Es el caso de 'Parchís Online Clásico', con un 61% más de minutos. Se reafirma pues la tendencia hacia las versiones digitales de los clásicos juegos de tablero, máxime al permitirnos jugar a distancia con amigos y familiares.

Información

A trabajar, comunicarse y divertirse sumamos la necesidad de informarse (al minuto) de la evolución de la pandemia. Por mucho que la inversión publicitaria esté cayendo en picado (la Unión de Televisiones Comerciales habla de un 45% y pide ayudas públicas al gobierno), cadenas y periódicos digitales han visto fuertemente incrementadas sus audencias. El estudio de Smartme señala un 86,7% más en tiempo de ejecución para las aplicaciones de diarios como EL CORREO y un 88% para 'upday', uno de los agegadores de noticias más populares.

Por contra, las aplicaciones de información deportiva caen en desuso, dada la suspensión o el aplazamiento de competiciones (sin importar la disciplina y con los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 como última baja confirmada). Por poner un ejemplo, 'Mis Marcadores' se usó un 26,3% menos que la semana previa al decreto de Estado de Alarma.

Viajes y comercio electrónico, los grandes perjudicados

La imposibilidad de desplazarnos más que por extrema urgencia, sea dentro de nuestros núcleos de población o a cualquier otro punto de la península, ha frenado el empleo de todas aquellas aplicaciones relacionadas con el transporte y las reservas (de alojamiento, vuelos...). Nuevamente por tiempo de uso, Cabify perdió un 16,2%; 'Renfe cercanías' un 51,1%; Booking un 27,4%; Ryanair un 39,4% y Airbnb un 34,8%. El freno al turismo ha impactado claramente sobre la renta de este tipo de alojamientos, de la noche a la mañana convertidos en alquileres tradicionales.

Por contradictorio que parezca, las aplicaciones de comercio electrónico resultan igualmente menos socorridas. Cierto que los supermercados a domicilio y la venta de equipamiento deportivo alcanzan máximos, pero aún así prima el miedo al contagio por la manipulación excesiva de la paquetería. Esto explica un descenso del 9,7% en el caso de Amazon; del 25,3% en el de AliExpress y del 51,7% en el de Zara. Más lógicamente, apps de segunda mano como Vinted o Wallapop (donde las transacciones suelen completarse en persona) encuentran su actividad paralizada y, en todo caso, dependiente del servicio de Correos.

Banca y pagos móviles

Categorías de aplicaciones para smartphone con mayor incremento y descenso en tiempo de uso medio.
Categorías de aplicaciones para smartphone con mayor incremento y descenso en tiempo de uso medio. / Smartme analytics

Una de las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para frenar la propagación del coronavirus es pagar sin contacto, evitando el efectivo. Con todo, apps como Samsung Pay se utilizaron un 56,7% menos durante el periodo monitorizado (seguimos prefiriendo las tarjetas 'contactless').

Estos días también experimentamos una reducción de gastos importante, al salir de casa únicamente para comprar víveres. Esto inutiliza soluciones como Fintonic (un 39% menos usada) y espolea las aplicaciones oficiales de banca (Ruralvia creció un 13% en tiempo de uso). Si bien las oficinas siguen abiertas, raras son las operaciones que no pueden realizarse ya desde un teléfono u ordenador: transferencias, pagos de recibos, traspasos...

Está por ver cómo evolucionan estos porcentajes durante las tres semanas de cuarentena restantes, dictando la lógica un pronunciamiento (tanto al alza como a la baja) de las categorías enumeradas.