Elon Musk busca desplegar su propio internet

Elon Musk busca desplegar su propio internet

El fundador de Tesla envía al espacio una red de 60 satélites

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ

En plena guerra tecnológica con vetos estadounidenses a Huawei para frenar al gigante asiático en la carrera por dominar los próximos años en el despliegue de redes 5G, empresas estadounidenses trabajan para tejer sus redes de internet.

Elon Musk, el último gran visionario, sigue quemando etapas de sus sueños. Sus negocios van más allá de los coches eléctricos o de los trenes supersónicos. SpaceX, que sigue trabajando para llevar a ciudadanos al espacio, ahora está trabajando en tejer una red de satélites para desplegar internet.

La pasada semana, SpaceX puso en órbita los primeros 60 satélites de su proyecto Starlink. A la tercera y con una semana de retraso, el Falcon 9 consiguió despegar de Cabo Cañaveral de Florida en Estados Unidos.

Este primer lanzamiento irá acompañado de una docena más con el objetivo de cubrir Estados Unidos con su red. El siguiente paso, tras 24 lanzamientos, llegarán a las principales zonas habitadas y, finalmente, con 30 lanzamientos cubrir el planeta.

Los satélites de Starlink orbitan entre 340 y 1.150 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra. La aventura de SpaceX no es la primera, la carrera por la batalla de internet ya la libran Blue Origin y también Google entre otras.

Los más avanzados en esta lucha es Google con Project Loon. Un proyecto experimental que trata de proporcionar el acceso a internet a zonas rurales, donde están utilizando utilizando globos de helio con un pequeño sistema de comunicación que funciona con energía solar, situados en la estratosfera a una altura de unos 20 kilómetros, para crear una red inalámbrica aérea con tecnología LTE (3G o 4G) disponible en la mayoría de los teléfonos.

Loon nació en 2013 en Nueva Zelanda donde se pusieron en el cielo 12 globos que funcionaron con energía solar. Luego se añadieron al proyecto otros 30 globos para emitir señales WiFi que se reciben por medio de una antena del tamaño de una pelota de baloncesto.

El pasado 2017, la Federal Communications Commision (FCC) dio el visto bueno para que el gigante de los buscadores lanzara otros 30 globos para restablecer la comunicación y la conexión en Puerto Rico tras el paso del huracán María.

No es el primer intento de Google en este campo. En 2014 adquirió la compañía Titan Aeroespace para crear crear una flota de drones propulsados por energía solar, una aventura que quedó archivada en el cajón.