La ciberdelincuencia se multiplica: España sufre dos ataques graves al día

Agentes de la Guardia Civil en un servicio informático./EL CORREO
Agentes de la Guardia Civil en un servicio informático. / EL CORREO

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, afirma que el control de la red es «clave» y abarca desde las 'fake news' al yihadismo

ÓSCAR B. DE OTÁLORA

España ha sufrido 125 ataques a infraestructuras críticas en Internet en los primeros dos meses del año, lo que supone que cada dos días la Policía y la Guardia Civil detectan un ciberdelito, según datos del Ministerio del Interior. Esta cadencia de las agresiones supone que los ciberataques han pasado de los 63 detectados en 2014 a los actuales 53 en enero y 72 en febrero. Los tipos de delitos más registrados han sido el robo de información, el acceso no autorizado, el 'spam' y el 'malware'.

El Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha asegurado a la luz de estos datos que «la lucha contra la ciberdelincuencia se ha convertido en un área clave» para las fuerzas de seguridad españolas. Esta importancia de la persecución de los delitos en Internet se muestra, según Zoido, en el hecho de que los departamentos dedicados a perseguirlos forman parte de las máximas jefaturas de la Policía y la Guardia Civil.

Las áreas de trabajo de estos servicios policiales son múltiples, según el Ministerio del Interior. Por un lado se encuentra la persecución de fraudes, pronografía infantil, robo de información o ciberataques de infraestructuras críticas. Tanto la Policía como la Guardia Civil vigilan de forma especial las estafas informáticas en el uso de tarjetas bancarias y las transacciones de comercio electrónico. Asimismo, los expertos policiales en este área dedican una parte de sus esfuerzos a vigilar las redes sociales «donde en ocasiones se convierte en víctimas a personas especialmente vulnerables o victimizables».

'Fake news' y yihadismo

Los expertos de las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE) en el área informática tienen también como función, según un comunicado del Ministerio del Interior, «la protección de infraestructuras estratégicas como la electricidad, agua potable, sanidad, transporte, telecomunicaciones, petróleo o alimentación». En este terreno, además, una de los objetivos claves es la vigilancia de los «distintos actores relacionados con los movimientos yihadistas en el ciberespacio». Asimismo, ha comenzado a tratar la cuestión de las 'fake news' -las noticias falsas-, un tipo de ataques enmarcados «en la lucha contra las amenazas híbridas»-en las que se busca la desestabilización por diferentes medios, incluido la desinformación-.

Para el ministro Zoido, las Fuerzas de Seguridad del Estado realizan «un magnífico patrullaje de la red» que es reconocido por Europol e Interpol, tanto en Europa como en América Latina. «Se trata de hombres y mujeres capaces de desencriptar complejos dispositivos y a la vez contar con la templanza suficiente como para trabajar, por ejemplo, con imágenes durísimas de abusos sexuales a menores de edad».