Cómo tener una casa inteligente por poco dinero

El hogar del futuro, en la palma de tu mano hoy/Web
El hogar del futuro, en la palma de tu mano hoy / Web

El control con el móvil ha permitido el despegue de la domótica

SARA BORONDO

Las películas que hace 50 años se imaginaban nuestro presente mostraban unas casas controladas por la voz y automatizadas, en las que las luces se encendían al entrar en una habitación y estaban siempre a la temperatura idónea, pero la realidad es algo diferente: la domótica no ha tenido hasta ahora una implantación generalizada, por el precio que supone instalar los sistemas automatizados.

Lo que sí ha surgido en los últimos cinco años es una opción más barata y cómoda de controlar la seguridad, gestión energética y las comunicaciones del hogar: el móvil y los aparatos inteligentes conectados a éste mediante una app. Todo apunta a que en muy poco tiempo, y gracias a la cantidad de información sobre dispositivos que compondrá el Internet de las Cosas (IoT), resultará más fácilcrear hogares inteligentes y conectados. Para muestra el acuerdo reciente entre IKEA y Xiaomi. Ambas empresas tienen ya distintos dispositivos inteligentes que utilizan el mismo estándar, ZigBee, lo que facilita la comunicación entre sus productos domóticos. Así, los altavoces inteligentes de Xiaomi podrán controlar las lámparas y luces inteligentes de IKEA u otros productos de la empresa sueca, como la báscula inteligente o la cámara de vigilancia.

En las casas que se están construyendo todavía conviene instalar un sistema alámbrico, pero lo más habitual es instalar la domótica en una casa ya fabricada y habitada, por lo que prima la conexión sin cables. Con todo, hay ciertos inconvenientes, como el hecho de que algunos dispositivos necesitan de un puente físico que se conecta con un enrutador Wi-Fi. Otros solo necesitan acceder a la red del hogar, controlándose desde el móvil.

La solución de Apple: Homekit

Apple, siempre en la vanguardia, anunció en 2014 Homekit, un protocolo para controlar múltiples aparatos inteligentes a través de sus dispositivos (con la app 'Casa', ya sea mediante Wi-Fi o Bluetooth). Su objetivo es simplificar al máximo la configuración de los aparatos y controlarlos de forma fácil y centralizada. Es tan sencillo como comprar uno de los productos compatibles, descargar la app del fabricante, abrirla y escanear con la cámara del iPhone o iPad el código de configuración. A partir de ese momento, bastará con usar la app o dar la orden verbalmente al asistente de Apple, Siri, para encender la cafetera, apagar la luz o fijar el termostato en una temperatura.

Aún más, se pueden establecer ambientes predefinidos de forma que con una orden como «Salgo ya» la app baje el termostato de la calefacción y apague la cafetera y las luces de la casa. En 'Casa' se pueden controlar varios domicilios a la vez, de forma que, si el usuario va a viajar a su segunda residencia, cuando llegue allí esté todo preparado. Y es que los aparatos conectados se pueden controlar también a distancia: estando en el trabajo se puede ver quién llama al videoportero o pedir a Siri que suba la calefacción.

El listado de dispositivos inteligentes compatibles con Homekit es cada vez mayor y se puede consultar en la página de Apple. Los hay de todo tipo: cámaras de vigilancia, bombillas, cerraduras, enchufes, sensores de humo, purificadores de aire, ventiladores, programadores de riego, interruptores… Para controlarlos se puede utilizar 'Casa' en un iPhone, un altavoz inteligente HomePod, Apple TV (de 4º generación o 4K) o un iPad.

Sistemas de domótica controlados mediante el móvil

Apple tiene su propia propuesta, y el resto de empresas está buscando la manera de controlar de forma conjunta todos los dispositivos de la casa. Así, los asistentes por voz y aplicaciones empiezan a integrar distintos aparatos y plataformas: indicando a los altavozes Echo o Google Home la escena que se quiere activar, Alexa o Google Assistant ajustan los dispositivos deseados. Xiaomi sacó hace unos años Xiaomi Mi Smart Home Kit, que consiste en una unidad central -llamada Gateway- que coordina el funcionamiento de todos los dispositivos del hogar, un sensor de movimiento humano, otro de apertura de puertas y ventanas y un botón inalámbrico.

Mi Smart Home Kit es un sistema domótico barato pero con algunos inconvenientes, como la falta de una traducción completa. Se conecta Gateway a la corriente, se empareja con el teléfono y se van incorporando los nuevos elementos. Los dispositivos Mi Home están ya en Google Home, aunque su configuración con Alexa presenta algunos problemas.

Otro gran especialista en domótica, Somfy, ofrece Tahoma, un centro de control para todos los aparatos inteligentes del hogar. Con la app del mismo nombre se pueden activar los escenarios preestablecidos en Tahoma desde el móvil, la tablet o un altavoz inteligente con Alexa.

Probablemente a corto plazo, dado el crecimiento que está experimentando la domótica, se vean todavía soluciones más sencillas de instalar y más cómodas de configurar.

Objetos para un hogar inteligente

Maceteros

Xiaomi Mi Flora informa de si una planta necesita agua, o su nivel de fertilizantes. Contiene datos de 3.200 especies.

Enchufes inteligentes

Echo Smart Plug sirve para controlar desde Alexa cualquier dispositivo. Se puede programar el encendido y apagado de luces o cualquier electrodoméstico o hacerlo a distancia. A la venta en Amazon por 29,9o€.

Cerraduras

Las hay de varios tipos: algunas utilizan el móvil para abrirse mediante NFC, otras con PIN y otras tienen lector de huellas. Casi todas envían un informe de uso al smartphone del administrador. La más vendida es Tesa Assa Abloy (271€) y Xiaomi acaba de lanzar la Xiaomi Smart Door Lock (aún sin precio en España).

Persianas

IKEA lanzará el año que viene unas persianas Tradfri que costarán entre 99 y 139€. Hay soluciones baratas como el motor Brunt (105€) que sirven para persianas ya instaladas y es compatible con Alexa.

Bombillas

Hue de Phillips (desde 83€ el kit de 3 bombillas), Tradfri de Ikea (desde 8€) o Lifx (desde 30€) son bombillas LED de bajo consumo con conectividad, en las que se puede cambiar el color y la intensidad. Algunas se pueden activar con la música, el despertador o la televisión.

Alarmas

Hay múltiples modelos, algunos baratos como Chacon Motorizada disponible en Leroy Merlin por 37€, con detector de movimiento; y otros más sofisticados como Blaupunkt 3200 (366€) con panel de control y sensores de contacto o movimiento.

Estaciones meteorológicas

Eve Degree de ElGato (69,95€) -funciona solo con Siri- o Netatmo (160€) indican la temperatura. En el caso de Netatmo indica también la calidad del aire, presión barométrica, nivel de ruido interior e incluso cuándo hay que ventilar.