¿Cuáles son las mejores tablets para evitar riesgos a los niños?

¿Cuáles son las mejores tablets para evitar riesgos a los niños?

Los expertos alertan de un inicio prematuro en las nuevas tecnologías

José Carlos Castillo
JOSÉ CARLOS CASTILLO

Se ha convertido en algo cotidiano: padres que entretienen a sus hijos plantándoles un smartphone o tableta electrónica, con el vídeo musical de moda. Ocurre sobre todo en aquellas situaciones de desahogo social para los progenitores, cuando la paciencia del pequeño suele brillar por su ausencia: durante los desplazamientos en transporte público, en cenas con amigos o celebraciones familiares.

Ahora bien, ¿resulta conveniente esta iniciación temprana en las nuevas tecnologías? La Academia Americana de Pediatría (AAP) se vio obligada a pronunciarse hará unos meses, fijando en dos años la edad mínima para que los menores se expongan a dispositivos electrónicos. Y es que «los juguetes físicos (libros inclusive) promueven interacciones verbalmente ricas y un tiempo de calidad entre padres e hijos», explica Alan Mendelsohn, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York. «No hay evidencias -continúa- de que pasar tiempo frente a una pantalla conlleve beneficios para los niños más pequeños».

Así, la institución aconseja un máximo de sesenta minutos de exposición para los menores de dos años. El plazo puede ampliarse con los mayores de cinco, siempre y cuando los padres compartan ese tiempo de uso. Esto último aplica también a los contenidos o aplicaciones presentados como 'educativos', los cuales carecen de utilidad si el niño juega solo: «La estimulación excesiva del menor mediante telefónos móviles, tabletas u otros gadgets juega en contra de su imaginación. Desarrollarla es fundamental para el aprendizaje y mejora de habilidades sociales, emocionales y de comportamiento».

Sin aparatos de por medio, se preguntará cómo entrener a los niños en el hogar, cuando no podamos ofrecerles nuestra atención exclusiva. Helena Figuerola, psicóloga especializada en el mundo infantil, propone hacerlos partícipes de alguna tarea cotidiana (presentándosela como un juego). También ofrecerles actividades de expresión libre, como realizar manualidades, bailar e incluso disfrazarse más allá de los carnavales, en el marco de una representación teatral casera con la que sorprender a papá o mamá.

Tecnología para infantes: pautas de uso

Los expertos también coinciden en que la tecnología es una realidad social, por lo que no tiene sentido negársela al menor a partir del tercer año. De hecho, conviene que aprenda a manejarse entre paneles táctiles y aplicaciones básicas. De ahí las recomendaciones que acompañan a esta información, con modelos acordes a los diferentes tramos de edad.

Antes de comprar una tableta, en cualquier caso, conviene fijar (y comunicar) ciertas pautas de uso. En su aportación a 'sePadres', Figuerola insisten en la importancia de «predicar con el ejemplo»: los padres suelen ser los primeros en abusar del teléfono móvil, de ahí que los niños asimilen dicho comportamiento como normal. No obecerán pues al imponerles límites de tiempo (lo cual puede hacerse fijando una alarma o recurriendo a las opciones de tiempo de uso en el dispositivo de marras).

Tanto o más importante que el niño interorice la necesidad de pedir permiso antes de coger el smartphone o tablet. También cuando pretenda instalar aplicaciones, ya que no todas son apropiadas para su edad. A este respecto conviene repasar las opciones de control parental en el menú de configuración, pudiendo restringir el acceso a páginas web, la reproducción de vídeos o la ejecución de juegos poco adecuados.

Eligiendo su primera tablet

Las especificaciones se encuentran en segundo plano cuando de regalar la primera tablet se trata. Con excepciones: primeramente la pantalla, donde no importa tanto la tecnología de visualización (TFT, LCD, OLED...) como la cantidad de pulgadas. No queremos que el menor se deje la vista y, en cualquier caso, se sentirá más atraído por aquellos dispositivos de mayores dimensiones. Es el motivo por el que la mayoría de 'tablets para niños' parten de las 8 pulgadas.

Importa igualmente la cantidad de memoria RAM, responsable del rendimiento. Cuanto mayor la cifra, más fluidas correrán las aplicaciones y se reproducirán los vídeos (principal uso de la tableta a fin de cuentas). El mínimo recomendado es de 1GB de RAM. Por su parte, la autonomía se mide en miliamperios-hora (mAh) y es crucial si no queremos vernos suplicando por un enchufe fuera de casa.

Otra cuestión relevante es la capacidad de almacenamiento interno, bastante escueta por norma general. Esto implica andar desinstalando aplicaciones o borrando vídeos cuando el niño se aburre de los actuales. 32GB es la cifra mínima indispensable, aunque también podemos optar por un modelo inferior (y más barato) que incluya una ranura para tarjetas microSD, disponibles por separado en varios tamaños.

Por último, conviene atender al diseño. Más abajo encontrará referencias de lo más colorido, que harán las delicias de quienes todavía usen chupetes y carritos. Ofrecerles modelos de gama superior, por aquello de usarlos toda la familia, es buena idea siempre y cuando adquiramos estructuras de silicona a prueba de caídas o golpes (algunas con divertidas formas). Fundas, protectores de pantalla e incluso un soporte para el coche son otros accesorios impresincidibles.

Nuestra recomendaciones

Chicco Happy Tap

Desarrollada específicamente para los niños, Happy Tab de Chicco es uno de los modelos más populares. Integra un panel multi-táctil de 7 pulgadas, cámaras frontal y trasera, conectividad WiFi, sistema operativo Android y 31 aplicaciones instaladas. Además pronuncia cada palabra en pantalla (por si el niño no sabe leer) y su diseño ergonómico en plástico blando está a prueba de golpes y caídas. Cuesta 59,99 euros.

Cefatronic Tablet Clan Lunnis

Con licencia del célebre programa infantil, Cefatronic ofrece esta tablet con pantalla de 7 pulgadas en alta definición (su filtro 'bluelight' evita el cansancio ocular); procesador de cuádruple núcleo; conexión Wi-Fi; cámaras frontal y trasera; 8GB de almacenamiento interno ampliable mediante tarjetas microSD y Android 6.0, para acceder a la tienda de aplicaciones de Google. Cuesta 142,85 euros.

Kurio Tab 2

Subiendo en el escalafón de edad encontramos esta Kurio Tab 2, también con pantalla de 7 pulgadas, 1GB de memoria RAM, procesador de cuádruple núcleo, dos cámaras, Wi-Fi, ranura microSD y Android 5.0. Instala 35 aplicaciones orientadas al ejercicio físico y el refuerzo académico, además de poder conectarse a cualquier televisor gracias al puerto micro HDMI. Cuesta 111,75 euros.

Huawei Mediapad T3 Kids

El gigante chino Huawei lanzó su propio modelo para niños. Básicamente se trata de una tablet Mediapad T3 con una colorida funda en policarbonato y lápiz táctil a juego. Hablamos así de una pantalla LED de 7 pulgadas, procesador de cuatro núcleos, 1GB de RAM, 8GB de almacenamiento y dos cámaras de 2 megapíxeles. Instala Android 6.0, pesa 250 gramos y cuesta 119 euros.

Kindle Fire 7

Una de las mejores opciones en relación calidad precio es la tableta diseñada por Amazon. Por 69,99 euros nos llevamos una pantalla IPS de 7 pulgadas sobre un procesador de cuatro núcleos (acompasado por 1GB de memoria RAM). Ofrece 8GB de almacenamiento, micrófono, grabación de vídeo en alta definición, 8 horas de batería y acceso a la tienda de aplicaciones de Amazon (en lugar de Google Play).

Samsung Galaxy Tab A

Entre las tablets de inicio, ésta de Samsung se antoja de lo más cumplidora. Hablamos ya de 10,1 pulgadas a resolución Full HD (1920 por 1080 píxeles); procesador de 8 núcleos; 2GB de memoria RAM; 32GB de almacenamiento; Android 7.0 y dos cámaras. Un gadget óptimo para todos los miembros de la familia, con fundas para niños como la que vemos más arriba, por 169 euros.

iPad

A la espera del nuevo iPad mini y ya pensando en pre-adolescentes y talluditos, el nuevo 'iPad' es un aliado formidable en los estudios. Destacan su compatibilidad con Apple Pencil, la pantalla Retina de 9,7 pulgadas, el portentoso chip A10 de 64 bits y funcionalidades marca de la casa como 'Apple Pay', 'Siri' o 'Touch ID'. El modelo más económico (32GB) cuesta 349 euros, por lo que mejor protegerlo a prueba de bombas.