https://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png

Shadow of the Tomb Raider: el nacimiento de una aventura

Presentación de Shadow of the Tomb Raider en Madrid /EL CORREO
Presentación de Shadow of the Tomb Raider en Madrid / EL CORREO

Llegará a PC, Xbox One y PS4 el 12 de septiembre

SARA BORONDO

Lara Croft no siempre fue una intrépida arqueóloga que vive por y para asaltar tumbas y recuperar artefactos del pasado, hubo un momento en que fue una jovencita con espíritu aventurero pero demasiado inocente. En los anteriores videojuegos de la serie se había visto, o intuido, la relación que tenía con su padre y cómo su madre desapareció prematuramente, pero siempre faltó esa conexión entre la niña de noble familia británica y la mujer fuerte que se adentra en templos perdidos y lucha con las pistolas sin pestañear. Esa parte de la historia es la que Square Enix ha ido narrando los últimos años con los juegos desarrollados por Crystal Dinamics y Eidos Montreal en una trilogía que ahora llega a su fin con el lanzamiento de «Shadow of the Tomb Raider».

El director narrativo del juego, Jason Dozois, y el director de diseño, Heath Smith, estuvieron en Madrid hace unos días para hablar de cómo concluye el arco narrativo de la transición entre una Lara casi adolescente e inmadura a una joven fuerte y adulta. En «Shadow of the Tomb Raider» Lara intenta acabar con La Trinidad, una organización responsable de la muerte de su padre, pero va demasiado lejos y desata la amenaza de un apocalipsis maya. La arqueóloga se siente culpable pero, dice Dozois, «debe aprender sobre la moderación y responsabilidad. En eso consiste también ser adulto».

El primer juego de la trilogía se centraba en Lara y en sus sentimientos. El personaje atravesaba una serie de situaciones difíciles que la obligaban a iniciar un desarrollo emocional poco habitual en una casi adolescente. «Lara quiere saber más, quiere saber quién es», afirma Dozois. El segundo juego giraba en torno a la familia, la relación de Lara con su padre y lo que le sucedió a este. En la tercera parte de la historia, Lara tiene que unir ambas partes, su yo personal con el familiar, el nombre de pila con el apellido y convertirse en una adulta responsable de sus actos y decidida.

El escenario de cada juego refleja el estado emocional de Lara. En «Rise of the Tomb Raider» el protagonista era Siberia, un lugar aislado y frío, mientras que en «Shadow of the Tomb Raider» el entorno es la cálida y colorida amazonia peruana en la que todo puede ser un peligro. Lara no tarda en darse cuenta de que debe convertirse en uno con la jungla y utilizar el sigilo al máximo: puede atacar y volver a ocultarse entre el follaje, o utilizar barro para camuflarse con el entorno, y Smith explica que debe construir su propia munición y emplear sus conocimientos sobre plantas para saber cuáles envenenan al asesino «e incluso fabrica una flecha que causa alucinaciones a quien hiere y le hace huir», afirma.

El paso de Lara a la etapa adulta queda también reflejado en el hecho de que ahora estalla todo su potencial en las mecánicas de juego: puede hacer rápel y ascender por paredes, en el agua bucea con toda libertad, explora túneles y hasta combate contra animales que la atacan… debe convertirse en una superviviente completa, y además superar la culpa por haber sido quien desencadena el apocalipsis maya en torno al cual se desarrolla el juego.

«Shadow of the Tomb Raider» introduce otros elementos nuevos, como la venta de objetos o la posibilidad de cambiar a Lara de ropa y que esto afecte a la jugabilidad. Algunos de los trajes son reliquias que están deterioradas y hará falta encontrar algunos objetos especiales para arreglarlos.

Lara es en este cierre de la trilogía más adaptable, más experta y decidida, porque la selva no es el único elemento amenazador: los templos y tumbas que explora y saquea son más letales que nunca. Dozois explicó que esto se debe a que los construyeron «las civilizaciones antiguas como prueba para sus guerreros más valientes», y para asaltar cada uno de ellos con éxito debe entender la cultura que los creó. La joven Croft debe completar el camino que comenzó hace cinco años y convertirse en uno de esos guerreros, en la aventurera aguerrida que desde hace más de 20 años ha cautivado a millones de jugadores. El final de la trilogía, «Shadow of the Tomb Raider» saldrá a la venta el 14 de septiembre para PC, PS4 y Xbox One.

 

Fotos

Vídeos