https://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png

Electronic Arts condena el tiroteo acaecido durante un torneo de Madden NFL 19

Chicago Pizza /Jacksonville
Chicago Pizza / Jacksonville

David Katz se suicidó después de disparar a los asistentes a una competición en Florida

SARA BORONDO

Tres muertos y once heridos es el resultado de una ataque con arma de fuego producido en el transcurso de un torneo del Madden NFL 19 series en un bar de videojuegos del centro comercial Jacksonville Landing, en Jacksonville, Florida (EE.UU.). Según informó la policía local, David Katz, blanco de 24 años y residente en Baltimore (Maryland), había ido a Florida para asistir al torneo. Otro de los asistentes a la competición explicó que Katz se enfadó cuando fue eliminado. Según los testigos, Katz fue al coche, cogió su arma y volvió para empezar a disparar lo que posiblemente fuera un arma semiautomática con la que acabó con la vida de dos personas antes de suicidarse.

Katz había participado en varios torneos de Madden utilizando, sobre todo, los nicks «Bread» y «RavensChamp», e incluso ganó alguna competición. Uno de los heridos tiene varias balas en el pecho y está grave y el resto está estable, nueve de ellos son heridos de bala y los otros se lesionaron en la huida. Las víctimas son dos jugadores de Madden NFL: Taylor Robertson, de 27 años, casado y con un hijo y procedente de Virginia Occidental, y Elijah Clayton, de 22 años y residente en California, jugador profesional de Madden NFL y que estaba disputando un partido en ese momento. Como es habitual en los jugadores de videojuegos, ambos jugaban con seudónimos; en este caso, «Spotme» y «Trueboy», respectivamente.

David Katz
David Katz

El torneo se estaba retransmitiendo en directo en Twitch; el último minuto emitido, poco después de la una y media de la tarde hora local (siete y media de la tarde hora española), es duro de ver: muestra un lanzamiento tras un touchdown que es retransmitido por los locutores. En la parte inferior de la pantalla aparecen los dos jugadores que estaban compitiendo (identificados por la web Polygon como Wesley Gittens «Joe Rice» y Elijah Clayton «Trueboy») aprovechando esa pausa en el juego para hablar. En esos momentos entró el agresor armado con lo que probablemente sea un arma semiautomática y se observa lo que parece ser un puntero láser sobre el pecho de Clayton. Instantes después continúa el partido y se empiezan a escuchar tiros; según la policía, Katz utilizó al menos una pistola. Tras el sexto disparo aparece en pantalla el menú de la consola Xbox One y el mensaje de desconexión del mando mientras se oyen diversos ruidos y alguien pregunta con qué le han disparado y se escuchan gritos de fondo. Los disparos continúan unos segundos más. Los primeros en prestar asistencia a las víctimas fueron un grupo de la estación de Bomberos 1 de Jacksonville que estaban entrenando en un aparcamiento cercano.

Madden NFL 19 es la entrega anual del simulador de fútbol americano desarrollado por Electronic Arts (EA) del que hay un campeonato estadounidense, aunque en España este juego no tiene casi seguidores. EA no tardó en informar en su cuenta oficial de Twitter del incidente y afirmar que estaban trabajando con las autoridades para averiguar lo sucedido así como mostrar su apoyo a las víctimas y NFL(National Football League, la organización de la competición de fútbol americano) lanzó un tweet en el que se mostraba «impactada y profundamente triste por la terrible tragedia ocurrida hoy en Jacksonville. Nuestro corazón está con todos los afectados».

Este fin de semana se estaban celebrando en Florida los clasificatorios del sudeste del Madden Classic, una competición presencial que tenía las finales previstas en octubre en Las Vegas, Nevada. Uno de los participantes, Drini Gjoka, de 19 años, ganador del torneo Madden NFL en 2018 e integrante de CompLexity Gaming, un conocido equipo de esports, informó pocos minutos después del tiroteo en su cuenta de Twitter lo que había sucedido y afirmó que él había resultado solo herido en un pulgar. En otros tweets Gjoka afirmó que era el peor día de su vida y «nunca des nada por sentado. La vida puede terminarse en un segundo». En una entrevista a la CNN el director de CompLexity, Jason Lake, opinó que los esports deben reconsiderar la seguridad en sus eventos.

Otro participante, Chris McFarland «Dubby» contó en twitter también que había recibido un rasguño en la cabeza.

Timothy Anselimo «oLARRY», un jugador profesional de NBA 2K, otro juego deportivo, ha resultado herido, según ha informado otro jugador profesional de Madden que utiliza el seudónimo «BucTillIDie», quien dijo en un tweet que tenía el móvil y la bolsa de «oLARRY». La madre de este último confirmó que su hijo está entre los heridos tras haber recibido tres disparos.

La industria del videojuego no tardó en mostrar su rechazo hacia el tiroteo. El estudio Bungie (Halo, Destiny) publicó en un tweet que guardará un día de silencio en los canales de su juego Destiny en respeto a las víctimas de Jacksonville y Bethesda mostró sus condolencias a las víctimas y la comunidad de Jacksonville «Los juegos nos unen a todos y apoyaremos a la familia de EA como podamos», señalaba su tweet. Clubes de esports de todo el mundo, españoles entre ellos, también lamentaron lo sucedido y el apoyo a las víctimas.

Electronic Arts, la editora del videojuego del que se estaba disputando el torneo, Madden NFL, ha hecho público un comunicado que indica: «La trágica situación que ha sucedido el domingo en Jacksonville fue un acto sin sentido de violencia que condenamos firmemente. Nuestro más sincero pésame a las familias de quienes han perdido la vida y de los que han resultado heridos. En Electronic Arts estamos devastados por este espantoso evento, y nos unimos a la comunidad al dar las gracias a los primeros que llegaron rápidamente al lugar del suceso. Ahora no centramos en los afectados y apoyamos a las fuerzas de la ley ya que continúa la investigación en este crimen».