http://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png

Pasarela de criaturas maravillosas en el BEC

Los dos Peter Parker han observado el certamen enfurruñados, temiendo que no recibir ningún galardón./Iñaki Juez
Los dos Peter Parker han observado el certamen enfurruñados, temiendo que no recibir ningún galardón. / Iñaki Juez

Un grupo de jóvenes fielmente caracterizados como sus personajes de videojuegos y cómic favoritos participaron en el concurso dominical de 'cosplay' del Fun&Serious

Iñaki Juez
IÑAKI JUEZ

Es un rito que se pierde en la noche de los tiempos cuando los miembros de la tribu se reunían en torno a una hoguera. Guiados por el chamán o brujo, los más jóvenes colocaban sobre sus desnudos cuerpos las pieles de feroces animales como leones o tigres para, de alguna manera, capturar su esencia vital y así lograr convertirse en ellos. Es lo mismo que hacen hoy en día los aficionados al 'cosplay', el arte de disfrazarse de personajes populares del mundo de los videojuegos y del cómic, sobre todo del manga japonés. Y es que los participantes en el concurso del Fun&Serious celebrado este domingo en el que se premiaba la mejor caracterización de estas criaturas maravillosas tampoco eran ellos mismos. Habían pasado a ser Spiderman, Mario y hasta el pistolero que encarnó Clint Eastwood en 'El bueno, el feo y el malo'. Todos ellos, y algunos más, desfilaron sobre la pasarela del BEC para exhibir su fiereza, poder y valentía ante los pobres mortales que aplaudían a rabiar sus apabullantes transformaciones.

Detrás de las armaduras, de las orejas puntiagudas de pega o de las lentillas de colores hay muchas horas de trabajo. Y si no que se lo digan a las ganadora en la categoría 'cos-maker' del certamen. Cinthia Cubillo ha tardado tres meses en reproducir a la perfección su rol de carta de corazones del ilustrador japonés Zakito y basada en el libro 'Alicia en el país de las maravillas'. «No vale inventarse cosas. Hay que replicar el traje, maquillaje y el peinado del personaje elegido con todos sus detalles. Debe ser lo más perfecto posible», advierte. Lo que no es nada fácil. «Para el mío, he tenido que escoger telas y la pedrería lo más similares posibles al modelo original», explica esta joven de Santurtzi que lo tenía un poco más fácil que el resto porque también es diseñadora de moda. Eso le ha permitido bordar a mano su espectacular disfraz de lo más barroco. «Es que a mí me gustan estos estilos tan recargados», admite para después añadir que, en ocasiones, su afición por el 'cosplay' le sirve como fuente de inspiración para sus propias creaciones, sobre todo para las que hizo destinadas a la cabalgata de Reyes de San Sebastián donde la fantasía es un elemento más del desfile.

Todos los participantes han recibido un premio en el escenario de la Fun zone.
Todos los participantes han recibido un premio en el escenario de la Fun zone. / Iñaki Juez

Hablando de desfiles, sobre la pasarela del BEC se pudo ver un poco de todo, incluso un participante disfrazado de muñeco hinchable de Papá Noel que le hacía caminar a saltitos y con el claro riesgo de caer y acabar rebotando sobre el escenario. «Ha sido un traje algo improvisado», reconocía con algo de pudor. Nada que ver con los trabajados diseños que no eran aptos para personas poco versadas en los manga japoneses. Es el caso de Susana, que iba disfrazada de Tsunade, la quinta Hokage del conocido universo de 'Naruto'. «¿De verdad que no conoces al personaje?», preguntaba a este periodista con incredulidad. «Pero si sale al principio de la serie...», protestaba. El caso es que esta joven de Leioa es una fan del cómic creado por Masashi Kishimoto y por eso quiso venir disfrazada de esta heroína con un traje, a medias comprado, a medias elaborado por sí misma. «Los pantalones ya los tenía, el kimono y el gorro los adquirí y la peluca me la he preparado yo», reconoce. «Fue mi primer 'cosplay' y le tengo un cariño especial. Muchas veces me lo llevo a todas partes porque la verdad intento ir a todos los eventos manga que pueda. No me pierdo uno», asegura entre risas.

Cinthia Cubillo ha tardado tres meses en reproducir este traje de la carta de corazones del ilustrados japonés Zakito, basado en el libro 'Alicia en el país de las maravillas'.
Cinthia Cubillo ha tardado tres meses en reproducir este traje de la carta de corazones del ilustrados japonés Zakito, basado en el libro 'Alicia en el país de las maravillas'. / Fernando Gómez

Personajes maga y un vaquero

También causó sensación Iker, un joven aficionado a los videojuegos de estrategia que con su uniforme militar logró descolocar a uno de los presentadores del acto, experto en la materia, ya que desconocía el personaje al que encarnaba. «Soy el almirante Yan Wen-li de 'The legend of galactic heroes', una serie japonesa de finales de los 80 de 150 episodios». Ni idea. Eso sí, estaba muy metido en el papel adoptando la pose marcial de un antihéroe que «me gusta mucho porque es un poco desastre por lo olvidadizo y descuidado que es» . Otro compañero, Lander, no se complicó tanto. Un poncho, un sombrero de vaquero y poco más. Todo muy a lo Clint Eastwood. «Soy un pistolero del famoso videojuego del oeste 'Red dead of Redemption'». Pese a su sencillez, su manejo en vivo y en directo de la pistola le valió otro de los premios gordos del certamen. El mejor 'cros-model'.

Pero no sólo del cómic japonés vive el amante del 'cosplay'. En el desfile del BEC también participaron los dos Spiderman que se han convertido en una de las figuras más populares de esta octava edición del Fun&Serious. Todo el mundo quería sacarse una foto con ellos. «Es que es un superhéroe cercano y amigo que siempre está ahí. A los niños les encanta, te abrazan, es algo muy especial...», apuntaba el hombre araña con su traje basado en el último videojuego. Y eso pese a estar muy tristes por el recientemente fallecimiento de su creador, Stan Lee. «Es una pena, pero es ley de vida. Afortunadamente, ha dejado un gran legado. Aún así, lo vamos a extrañar mucho», reconocía el otro Peter Parker con el diseño del uniforme utilizado por el actor Tom Holland. Y como sus 'alters egos', no desvelaron su identidad secreta. «Somos Peter y Peter y no podemos revelar más información. Los chavales creen que somos famosos youtubers. La magia tiene que quedar ahí...» dijo uno de ellos con cierto halo de misterio.

Un pequeño Mario, que no pasaría de los 6 años, fue aclamado por el público.
Un pequeño Mario, que no pasaría de los 6 años, fue aclamado por el público. / Fernando Gómez

Al final todos los participantes, incluido Papá Noel, recibieron premios y distinciones porque lo que se trataba era de divertirse y pasárselo bien mostrando a los demás sus creaciones. No de competir. También los Spiderman que permanecían como enfurruñados en los asientos del público, como temiendo que no fuesen a recibir ningún galardón. Todos acabaron compartiendo escenario, en el que destacaba un pequeño Mario, encarnado por un chaval que no pasaría de los seis años, y que fue el que recibió el mayor aplauso por parte del publico. Y es que, de alguna manera, el 'cosplay' trata de eso: de volver a disfrazarnos de nuestros personajes favoritos como cuando éramos niños. Cuando éramos felices.

Más información