https://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png

Así ha retratado Bilbao un Fun&Serious de récord

El salto al BEC ha elevado la cifra de asistentes hasta 40.000, con «exitazos» como la 'arena' de 'Fortnite' y el Torneo de Ibai

Carlos Benito
CARLOS BENITO

En su octava edición, el Fun&Serious ha hecho honor a su nombre y ha sido más divertido y más serio que nunca. Y también más grande, claro: el festival de videojuegos ha dado este año un estirón repentino, como ese coloso que dominaba el Mercado de la Ribera en uno de los vídeos de la gala de premios, y ha pulverizado sus registros anteriores. El salto del Palacio Euskalduna al Pabellón 2 del BEC permitió multiplicar casi por cuatro la superficie dedicada a la Fun Zone, ahora una enorme zona de juego de 15.000 metros cuadrados, y los aficionados han respondido al incremento de la oferta con una afluencia de récord: de los 25.000 asistentes del año pasado se ha pasado a más de 40.000.

«Éramos conscientes de que había demanda de un espacio más grande, pero nos habíamos ido a uno que era cuatro veces mayor, así que el miedo estaba ahí. Pero, de alguna manera, tenemos la impresión de que el festival ha encontrado su personalidad propia con este cambio. El salto ha certificado que las ideas y la visión que tenemos están consolidadas», reflexiona Alfonso Gómez, director de este certamen impulsado por EL CORREO con el apoyo del Ayuntamiento de Bilbao, la Diputación de Bizkaia y el Gobierno vasco-SPRI, el patrocinio de BBK y AEVI y la colaboración de BBVA, GAME, UTAD y el Ayuntamiento de Barakaldo.

De los más de cuatrocientos puestos de juego, cien estaban dedicados al 'Fortnite', ese título que obsesiona a los más jóvenes, pero también se habrían llenado si hubiesen sido doscientos o trescientos. Esa 'arena', en la que los últimos supervivientes de cada combate se clasificaban para el torneo final, ha sido uno de los aciertos evidentes del certamen. La otra gran baza ha sido el Torneo Benéfico de Ibai, es decir, la competición de 'League of Legends' promovida por Ibai Llanos, popular comentarista de la Liga de Videojuegos Profesional. El 'caster' bilbaíno (de San Ignacio, tal como puntualizó desde el escenario) reunió ocho equipos de figuras del universo 'gamer', logró reclutar para la causa al 'youtuber' Willyrex (cuyos canales suman 28 millones de seguidores) y destinó el dinero al centro de oncología pediátrica del hospital barcelonés Sant Joan de Déu.

'Fortnite' y la locura

«El 'Fortnite' y el Torneo de Ibai han sido los dos ejes de la Fun Zone. Sabíamos que los dos tenían gran capacidad de convocatoria, pero se convirtieron en una auténtica locura. A mí, personalmente, me sorprendió la irrupción del fenómeno de los 'youtubers': sabíamos que iba a ser un éxito, pero no éramos capaces de medirlo, y al final fue un exitazo», comenta Gómez. Entre risas, bromas, apuestas, canciones desafinadas y niños al borde del desmayo por la proximidad de Willyrex, el torneo recaudó más de 80.000 euros, una cifra que ha evidenciado el poder de movilización de los 'eSports'.

La satisfacción de los participantes se podía comprobar sobre el terreno: «Es estupendo que haya esto cerca de casa con el sitio lleno», celebraba Alesander Robleño, conocido en la red como Alxshow, un 'streamer' de Eibar que también dirige un club de deporte electrónico. «Esto es asombroso, me sorprende que sea tan grande y que tenga tanto contenido», se admiraba el austriaco Miro Straka, que estaba en la zona F&S Play presentando su juego 'Euclidean Skies'. Incluso una figura de culto como el japonés Fumito Ueda, ganador de uno de los premios honoríficos por su carrera innovadora, manifestó a los organizadores su entusiasmo: «Nos dijo que espera lanzar pronto su próxima obra y que le gustaría presentarla aquí».

El resumen del Fun & Serious, en vídeo