https://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png
Análisis

Steins; Gate Elite o el último reducto de la novela visual

Steins; Gate Elite /
Steins; Gate Elite

El juego de Xbox 360 llega remasterizado a PS4 y Nintendo Switch

MARC FERNÁNDEZ

Las novelas visuales son el género nicho por excelencia, videojuegos puramente centrados en la historia que en muchas ocasiones omiten la parte interactiva, permitiendo focalizar toda nuestra atención en el desarrollo de la trama y los personajes. También podrían calificarse de incomprendidas, si bien es cierto que su bagaje argumental supera con creces la mayoría de títulos convencionales, su éxito comercial es justito y al final son pocas las obras que destacan entre la multitud.

Aunque por suerte encontramos excepciones; archiconocidas obras de culto cuya calidad atemporal les permite perdurar en base a contenido expandido como reediciones o adaptaciones al anime. Clannad es un ejemplo de cómo una obra de estas características puede convertirse en un superventas aunque el juego date del 2004. Plataformas como Steam favorecen la distribución hasta tal punto de que, sin ello, no tendríamos la oportunidad de jugarlos.

Además de las dificultades en las que se encuentran compañías como Nitroplus a la hora de exportar sus productos más allá del país del sol naciente, el comprador se enfrenta con la siempre problemática barrera del idioma. Los juegos suelen venir traducidos al inglés, y sus historias son tan largas, densas, complejas y llenas de matices que es perfectamente comprensible que uno se lo piense dos veces antes de sufrir 40 horas de texto sin traducir.

Es una lástima el perdernos historias como las que ofrecen títulos como el que hoy desgranamos aquí. Steins;Gate Elite es el remake de la que es la novela visual por definición. Desarrollada por 5pg y Nitroplus allá por 2009, se ha convertido en el título del género más conocido por el grupúsculo de amantes de este tipo de historias, y a pesar de que tardó su tiempo en darse a conocer por el resto del mundo, ganó fama internacional cuando en 2011, la productora White Fox lanzó la adaptación en forma de anime, una serie de 24 capítulos extremadamente fiel a la trama original.

Steins;Gate trata un tema que no deja de ser recurrente, no solo en el mundo de los videojuegos, sino en el cine, la televisión, la literatura y el resto de artes: el tiempo. Si echamos la mirada atrás, joyas del pasado como The Legend of Zelda, Chrono Trigger o Terranigma se han atrevido a tocar la misma temática, aunque nunca se había profundizado en los viajes en el tiempo con tanta maestría, hilando a la perfección una historia tan enrevesada.

Sin querer desentrañaros mucho para evitar spoilers, Steins;Gate está protagonizado por el excéntrico Okabe Rintaro, o como a él gusta llamarse, Hououin Kyouma el centífico loco. Un joven estudiante residente del barrio de Akihabara que, junto a su grupo de amigos consiguen fabricar un prototipo de máquina del tiempo usando para ello un microondas que es capaz de enviar mensajes de texto a móviles del pasado, provocando el conocido efecto mariposa, afectando a la línea temporal y cambiando así acontecimientos esenciales del presente.

La trama atrapa como ninguna al poco de empezar; parte de culpa la tiene el magnífico desarrollo de personajes, que no son muchos pero sí enormemente carismáticos. En ningún momento nos invade la sensación de que algún secundario está fuera de lugar, que no tiene un desarrollo lo suficientemente profundo o que, simplemente, no encaja con la trama y se encuentra ahí por puro fetiche de los creadores. A pesar del carácter infantiloide que puedan tener algunos, la historia adquiere tintes oscuros a medida que vamos avanzando, por lo que el amante del 'seinen' no quedará insatisfecho.

Aunque se trata de un remake, la historia original sigue permaneciendo intacta, los cambios se centran únicamente en el aspecto gráfico y estético de la novela. Los textos siguen siendo los mismos, y se sigue sin contar con mecánicas jugables al uso; exceptuando momentos puntuales en las que sí podremos tomar alguna decisión que revele nuevas rutas de diálogo y por ende variar entre los finales del juego. La experiencia en su totalidad sigue siendo inalterable, algo que, dada la calidad de la historia, es una buena noticia.

Steins;Gate es todo un homenaje al género de la ciencia ficción. Los pilares fundamentales de la historia se basan en teorías 'reales' con su razonamiento científico. Uno de los personajes protagonistas, Makise Kurisu alias 'Kurisutina', genio de la física que con solo 18 años ya ha publicado estudios en revistas científicas, será la encargada de aportarle ese matiz 'científico' a la historia, volviéndola aún más compleja si cabe. Además de esto, contamos con infinidad de referencias a la cultura geek, cosa que su público agradecerá.

Toda la información recibida en pantalla se encuentra disponible para su posterior revisión en los menús: tanto los textos de la historia como las referencias u otros aspectos de la trama, que son recogidos en un apartado en forma de diccionario. Se nota el esfuerzo de los creadores a la hora de documentarse bien para ofrecer la mejor experiencia posible.

En cuanto a las novedades anteriormente comentadas, la principal es que la aventura ha cambiado completamente en su aspecto visual, ahora la historia se narra con los mismos textos originales, acompañados de las secuencias sacadas directamente de la serie animada, por lo que no serán únicamente fotogramas estáticos de los personajes, sino que gozarán de mayor vida.

Tendremos la sensación de estar viendo el anime con la ventaja de que no nos perderemos los matices que aporta la novela visual, fusionando a la perfección ambos medios. Con todo esto, la experiencia se torna mucho más completa que la obra original, y se sitúa un escalafón por encima del resto de novelas visuales que existen en el mercado.

Hay algunas diferencias entre las versiones de PlayStation 4 y de Nintendo Switch: para la consola de Sony se han incluido un total de 10 historias adicionales a la trama principal denominadas 'Linear Bounden Phenogram', mientras que para la pseudo portátil de Nintendo tendremos una curiosa recreación del juego en 8 bits llamado '8-BIT ADV Steins;Gate'.

En el segmento sonoro, tanto la banda sonora como el doblaje japonés no han sufrido ningún tipo de arreglo, aunque siempre ha gozado de un gran nivel. El único aspecto negativo es que el juego se encuentra completamente en inglés, así que abstenerse todos aquellos que tengan problemas con la lengua de Shakespeare.

Nuestra valoración

Si eres amante de la ciencia ficción y la cultura geek (sin problemas con el inglés), Steins; Gate Elite se antoja un imprescindible dentro de un género venido a menos. Máxime si somos incondicionales del anime homónimo.