https://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png

Probamos la beta de Call of Duty: Modern Warfare

CoD: Modern Warfare /
CoD: Modern Warfare

El shooter bélico de Activision se comercializará el 25 de octubre

AIMAR ALONSO

El próximo 25 de octubre, Activision lanza el nuevo –entre comillas- Modern Warfare, reboot de la icónica saga que traerá de vuelta a personajes míticos bajo una historia inédita y un apartado gráfico soberbio.

Mientras aguantamos estas últimas semanas, la editora ha puesto a disposición una serie de betas para ir probando la vertiente multijugador. Sin duda, la punta de lanza de todos los juegos de la franquicia.

Tras la beta cerrada de hace unos días, este pasado fin de semana hemos podido probar la primera beta abierta de PlayStation 4, que se complementará con otra para todas las plataformas y usuarios la semana que viene.

Admitiendo que no hemos podido exprimir esta beta tanto como nos hubiese gustado, sí que hemos podido catarla lo suficiente como para habernos quedado con varios detalles de interés.

Antes de empezar con nuestras impresiones, deciros que hacía tiempo que este servidor no se ponía a los mando para competir en un online de Call of Duty y, además del power-up que parece haber recibido mi 'manquedad' tras tanto tiempo fuera del circuito competitivo, he de decir que lo probado hasta ahora me ha dejado un regusto muy bueno y, sin duda, con ganas de mucho más.

La primera mejora y la más obvia de todas es su apartado técnico: se nota que este nuevo Modern Warfare va a lucir palmito y su modo multijugador no se queda atrás con los, posiblemente, escenarios más coloridos y detallados de toda la saga (aunque está por confirmar cuando podamos probar la totalidad de mapas).

Es imposible no sentir una extraña (pero lógica) sensación de 'deja vu' cuando nos lanzamos a la arena del juego. Sin duda, Infinity Ward mantiene el ADN que convirtió su multijugador en el título que es hoy en día; no es difícil imaginar su implementación en todos los torneos de eSports.

Una vez quitadas las telarañas de mis manos, he descubierto un gameplay fantástico. Con todo el espíritu Call of Duty (camperos incluidos) y varios detalles nuevos que auguro darán para muchas horas de diversión.

En esta beta se han podido probar varios modos de juegos como 'Dominio' o 'Cuartel General' en diversos mapas. De hecho, son precisamente dichas modalidades las que ilustran el vídeo bajo sobre estas líneas. También se han podido probar otros modos como 'Nocturno'(donde jugamos con gafas de visión nocturna), pero admito que no he llegado a probarlo.

Y continuamos por los cánones establecidos, con varias equipaciones predeterminados que podemos modificar a nuestro gusto a partir de cierto nivel; rachas de bajas y toda la parafernalia típica de Call of Duty. Sin embargo, al menos para mí, la piedra angular de esta beta (y me atrevo a decir que del juego final) es su dinamismo y fluidez.

Hacía tiempo que no me encontraba tan a gusto jugando un juego de este tipo, y es que los pequeños detalles de interactividad que posee el título añaden cierto componente estratégico que insufla realismo a los mapas. Así, algo tan sencillo como poder abrir y cerrar puertas (por poner un ejemplo), se convierte en una auténtica ruleta rusa de opciones donde podremos desde preparar una emboscada hasta salir airosos de la encrucijada más peliaguda.

Ese ritmo endiablado de Call of Duty se ve aumentado exponencialmente en un título muy superior a sus hermanos pequeños prácticamente en todo. Desde el apartado visual antes comentado, hasta las físicas de impactos y explosiones.

Obviamente, no podemos sacar conclusiones precipitadas de una beta, pero a poco más de un mes para la salida del juego, parece bastante claro que Activision e Infinity Ward vuelven a la carga con un nuevo 'robahoras'. Pronto sabremos si Call of Duty retorna al lugar que se merece.