https://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png

'Car Mechanic Simulator' o cómo aprender mecánica desde la consola

Car Mechanic Simulator/
Car Mechanic Simulator

El simulador para compatibles llega a Xbox One y PlayStation 4

JORGE GARMENDIA

Si eres un apasionado de los coches y sueñas con pasar tu tiempo libre entre bujías, cajas de cambios y pastillas de freno, pero no tienes el dinero suficiente para hacerlo en la vida real, estás de enhorabuena: Car Mechanic Simulator, el simulador de mecánica hiperrealista, llega a Playstation 4 y Xbox One. De la mano de PlayWay y Koch Media recibimos la adaptación de la serie para consolas, que nos permitirá gestionar un taller mecánico y nos desafiará a reparar, calibrar, pintar, vender y probar hasta medio centenar de vehículos.

Haciendo jugable una profesión que para algunos también es una pasión, Car Mechanic Simulator da la oportunidad al jugador de convertirse en un verdadero mecánico sin tener que mancharse las manos con la grasa de los motores. La premisa del título es sencilla. Partiendo de un pequeño garaje y con tan solo un par de llaves y destornilladores sobre la mesa de trabajo, deberemos labrarnos un nombre como profesionales del sector, buscando automóviles que reparar y devolver a la vida para después venderlos, ganar algo de dinero e ir progresando.

Car Mechanic Simulator está enfocado a los amantes del motor y no pretende ser un título para todos los públicos. No obstante, si tu intención es iniciarte en el mundo de la mecánica a través de este simulador pero tus conocimientos son escasos, no está todo perdido. Al comienzo del juego un breve tutorial nos permitirá aprender los aspectos básicos de su funcionamiento. Una vez nos enfundemos virtualmente el buzo de trabajo iremos aprendiendo sobre los mecanismos del automóvil, el sistema de frenos, la suspensión, el motor, la carrocería, etc... Así, con el paso de las horas seremos capaces de desarmar un vehículo para encontrar piezas rotas, quitar otras que puedan estar unidas a las partes interiores y colocarlo todo en su sitio con la seguridad de que finalmente arrancará.

Tras aprender lo necesario y reparar los primeros automóviles de nuestro taller, Car Mechanic Simulator nos proporciona una doble experiencia de juego. Por un lado, un modo libre en el que dejar volar la imaginación, si disponemos del dinero suficiente, rescatando del desguace un viejo clásico de cuatro ruedas para restaurarlo y devolverlo a su antigua gloria. Y por otro, un modo «historia», donde descolgar el teléfono para completar una gran variedad de encargos concretos que, introducidos por un puñado de líneas de texto, crean en su conjunto algo parecido a una línea argumental. En estos, cada propietario describirá los problemas y características de su vehículo solicitándonos desde una simple puesta a punto o una remodelación de chapa y pintura, hasta una reforma integral del motor y la carrocería.

El juego recopila más de un millar de piezas de vehículos y todo tipo de herramientas con las que hacer frente a cada una de las tareas. Aquí es donde brilla su apartado gráfico, con una impresión de texturas y reflejos muy cuidada en todos los aspectos, tanto en los vehículos en su conjunto, como en cada una de las partes y piezas que los componen, o en los entornos en los que nos movemos libremente.

El desarrollo de la experiencia se basa en un sistema de progresión que es realmente satisfactorio. Como recompensa por nuestro trabajo acumularemos experiencia con la que subir de nivel y dinero para gastar en mejoras para los vehículos o en la ampliación del taller. Actualizar el taller nos permitirá almacenar más vehículos al mismo tiempo, obtener mejores equipos o desbloquear nuevas mesas de trabajo con las que optimizar las habilidades de reparación, ensamblaje y el desensamblado.

Por si las tareas mecánicas no fueran trabajo suficiente, el título incluye diversas opciones para probar el estado y rendimiento de los coches que manipulamos, como rutas por carretera, pistas de prueba y pistas de carreras. Además, para conseguir nuevos bólidos con los que trastear, el título implementa un sistema de subastas de coches donde competir con otros postores e intentar tener éxito con las pujas.

Nuestra valoración

Car Mechanic Simulator es el legítimo rey de la mecánica en el mundo de los videojuegos. Un gran simulador que cuenta con un sinfín de posibilidades gracias a la introducción de una gama amplia de vehículos, un sistema de habilidades sofisticado y nuevas opciones y áreas en el mapa. Si bien es cierto que el título apuesta por la jugabilidad y que no deja de ser una representación simplificada de lo que es la mecánica en la realidad, su estructura jugable y acabados auténticos logran mantener el equilibrio entre la accesibilidad de lo arcade y el puro y meticuloso realismo. Es por ello que, aunque solo unos pocos sabrán sacarle el máximo partido a la experiencia, el título es apto para cualquier jugador con ganas de pasar las horas entre herramientas, elevadores, chasis y motores.