La tecnología de Erandio que habla de tú a tú a Silicon Valley

Xabi Uribe-Etxebarria, fundador de Sherpa/
Xabi Uribe-Etxebarria, fundador de Sherpa

El asistente inteligente Sherpa, que lo mismo te responde a preguntas sobre música o sexo, acertó al apostar por la tecnología que predice las necesidades del usuario

SARA BORONDO

Siri, Alexa, Bixby, Google Assistant… la lista de asistentes virtuales forma ya parte de la vida cotidiana. Todos ellos han sido desarrollados por grandes empresas (Apple, Amazon, Samsung y Google, respectivamente), pero en esa lista faltan nombres como Sherpa, un asistente virtual inteligente nacido en Erandio en 2012 y que ahora ha entrado en una etapa de madurez.

Sherpa nació como aplicación para móvil que actualmente funciona igual que otro software como Google Assistant. «Sabíamos que teníamos un asistente conversacional muy potente. Fue el primero que hubo en castellano, nos convertimos en el número uno y conseguimos que fuera preinstalado en dispositivos Samsung» (antes de Bixby), cuenta desde Canadá en una entrevista realizada por Skype el director ejecutivo y fundador de Sherpa, Xabi Uribe-Etxebarria, recordando los principios de la empresa.

Sherpa iba avanzando bien, pero llevando su producto al consumidor directamente la empresa no lograba sacar el dinero suficiente, así que fue necesario encontrar otro camino: vender la tecnología a otras empresas que fabrican dispositivos como, por ejemplo, altavoces, televisores o coches con asistentes y que incorporen Sherpa en ellos en lugar de optar por algunos de las alternativas de grandes empresas. En este terreno la empresa vasca tiene varias ventajas considerables, como la privacidad de los datos de los usuarios de esos dispositivos «o que podemos integrar [a Sherpa] con sus servicios o como si fuera una marca blanca», algo que no entra entre las opciones de Apple, Google o Amazon», afirma Uribe-Etxebarria. El mercado de los dispositivos inteligentes está experimentando un gran crecimiento «y se requiere una empresa independiente como la nuestra. Es ahora cuando estamos explotando, cuando todo el trabajo está teniendo sus frutos».

La predictividad es el futuro

Uno de esos frutos es el acuerdo con Porsche para que sus coches incorporen la joya de la corona de la empresa vizcaína: Sherpa Platform, y en los próximos meses cabe esperar que se anuncien más empresas que la utilicen. «Hace cuatro o cinco años -recuerda Uribe-Etxebarria- empezamos a pensar en cómo debía ser el asistente del futuro y consultamos en nuestras bases de datos qué preguntaba la gente y era el tiempo, como un 22%, y música, poner alarmas, insultar o preguntas de sexo. El 80 o 90% de las consultas son estas». La encuesta Adobe Digital Insights 2018 investigó el uso de 1000 personas de altavoces inteligentes y asistentes virtuales en el móvil y da la razón al CEO de Sherpa: el 70% de los propietarios de un altavoz les piden una música concreta y el 64% quiere conocer el tiempo atmosférico. Uribe-Etxebarria prosigue: «Pero yo tengo un asistente personal, Martín, y no le pido que me ponga música, ni el tiempo, ni le insulto. Lo que quiero de él es completamente diferente. Quiero que me conozca muy bien para que sepa anticiparse a mis necesidades, que me lea los emails y sepa gestionar mi agenda».

La empresa decidió dotar de esa capacidad a Sherpa para que el asistente dejase de ser una curiosidad y fuese realmente útil a sus usuarios: «empezamos a desarrollar una tecnología que llamamos predictiva para añadir a nuestro sistema. Aparte de la parte conversacional, que es la de responder preguntas a los usuarios, quisimos hacer una que, aunque no le preguntes, sea capaz de ofrecerme la información que necesito incluso antes de preguntar. Creamos dos motores, uno conversacional y otro predictivo, y juntos forman un asistente muy muy potente», sostiene Uribe-Etxebarria, y añade: «En la parte predictiva puedo decir que estamos liderando el mundo de los asistentes. En la parte conversacional hay otros que lo hacen mejor».

Cuanto más sabe del usuario, mejor se anticipa a lo que le interesa

Esa inteligencia artificial predictiva aprende sin necesidad de entrenamiento, analizando los hábitos del usuario, desde qué correos contesta primero a si va a un restaurante determinado o si va a partidos de un deporte determinado. Cuanto más sabe del usuario, mejor puede anticiparse a sus necesidades y ofrecerle lo que necesita.

En este proyecto trabajan actualmente casi 40 personas en la empresa que lidera Uribe-Etxebarria, quien tiene una sólida formación como ingeniero y en gestión de negocios. Su empresa Sherpa ha sido reconocida por el índice Fortune como una de las 100 empresas más innovadoras en materia de inteligencia artificial a nivel mundial. Actualmente la empresa tiene dos aplicaciones, Sherpa Assistant y Sherpa News, gratis en iOS y Android. Aunque el director ejecutivo viaja con frecuencia a América para buscar acuerdos con empresas y conseguir financiación, su intención es mantener Shepra en Erandio y no cambiarla a Silicon Valley, en Estados Unidos, que es donde se encuentra buena parte de las empresas tecnológicas punteras y donde es más fácil encontrar inversión: «De hecho, tuve alguna propuesta, pero tenía que cambiar la sede de la empresa y decidí no hacerlo. Eso no quita para que, según crezca la empresa, pueda haber otra situación. Depende de los inversores. Yo quiero que siga en Euskadi, pero hay otras circunstancias que pueden hacer que esto cambie».

Esa intención de mantenerse en Euskadi responde, dice Uribe-Etxebarria a que «en cuanto al equipo no tenemos nada que envidiar al de Silicon Valley. Aquí hay tres universidades fantásticas que tienen incluso grupos de investigación. También hay centros tecnológicos como Tecnaila o IK4, con gente que luego quiere incorporarse al mundo de la empresa. No tenemos nada que envidiar. Estamos demostrando que se puede tener una empresa tecnológica, de investigación y desarrollo de algoritmos tecnológicos». Al preguntarle por su futuro, el responsable de Sherpa se muestra muy optimista: «En breve esperamos tener buenas noticias».