Facebook, un adolescente con problemas

Facebook./Efe
Facebook. / Efe

La red social cumple 15 años con beneficios récord y con más dudas sobre la privacidad en su plataforma

JOSÉ A. GONZÁLEZMadrid

Han pasado 15 años desde que un joven Mark Zuckerberg junto con otros cinco compañeros crearan un pequeño directorio interno para los alumnos de la Universidad de Harvard, ahí colgaban fotos, se enviaban mensajes. Ese es el nacimiento de Facebook, la gran red social, que según sus últimos datos, conecta a más de 2.300 millones de personas.

La red social entra en plena adolescencia con una crisis reputacional y casi de identidad. La compañía de Zuckerberg ha cerrado 2018 con una cuenta de resultados envidiable, pero las cifras quedan ensombrecidas por el terremoto Cambridge Analytica, que descubrió los importantes problemas de seguridad de la compañía.

Antes de llegar al episodio Analytica, Zuckerberg intentaba «arreglar Facebook». Las miradas de los estadounidenses y, especialmente la clase política, se posaban sobre la red social tras descubrir cómo organizaciones rusas usaron sus páginas para influir, de manera comprobada, en las elecciones presidenciales norteamericanas de 2016 distribuyendo información dirigida.

Luego llegó el anuncio de que 87 millones de sus usuarios resultaron comprometidos por los abusos de una consultora llamada Cambridge Analytica y por errores en sus propios sistemas de control y meses más tarde, la firma admitió que piratas informáticos robaron datos personales de 30 millones de cuentas. «Facebook es un zombi: todavía anda, a menudo de forma descerebrada, pero está muerta», asegura de forma contundente Ferrán Lalueza, profesor de comunicación y medios sociales de la UOC.

Pero, de momento, los datos revelan que la salud, al menos financiera, de Facebook está más fuerte que nuca. Los beneficios de la compañía crecieron en un 39% en el año 2018 respecto a 2017, alcanzando 22.112 millones de dólares, mientras que los ingresos alcanzaron los 55.013 millones de dólares, lo que supone un 38% de crecimiento de la cifra de negocio de 2017.

El país más habitado

Facebook ha sumado 49 millones de usuarios el último trimestre de 2018, y 191 desde el cierre del año anterior. Datos positivos que se trasladan también a Europa, cuyos números retrocedían desde principios de 2018

Sin embargo, Facebook tiene un grave problema con sus usuarios. El número de usuarios sobre el total de activos mensuales que se conecta cada día es del 66%. Una cifra que indica que la actividad del día a día no crece en Facebook.

Según el centro de estudios Pew Research Center, el 51% de los adolescentes estadounidenses de 13 a 17 años están en Facebook, en comparación con el 72% en Instagram y 60% en Snapchat. Esta tendencia de los jóvenes «es preocupante por dos motivos: primero, porque los adolescentes son los usuarios que tendrían que nutrir el crecimiento de Facebook de forma natural, y segundo, porque son el perfil que marca tendencia y que puede arrastrar a usuarios adultos a emplear una u otra red social», argumenta Lalueza.

Las voces contra la plataforma de Zuckerberg no paran de crecer. El último en enfrentarse a Facebook es Aaron Greenspan, ex compañero del fundador de la red social en Harvard y al que acusa de «robarle la idea». Greenspan alega que el gigante de internet no tiene forma para medir con precisión el número de seguidores reales de su plataforma y que casi la mitad de los usuarios son falsos.

El pelotazo de Mark

Mark Zuckerberg es hoy un magnate de 34 años con 81.600 millones de dólares en el banco. Facebook es una de las Big four estadounidenses y tras las disputas legales por su origen empezaron a llegar las ofertas por la compañía.

En el 2006 rechazó su primera oferta de compra. Yahoo llegó a ofrecer mil millones de dólares y Google, 15.000 millones un año después. Microsoft mantiene un muy pequeño porcentaje de la red social desde 2007, gracias a Steve Ballmer.

No obstante, Zuckerberg sigue siendo el máximo accionista de la compañía.

Entre los dueños de Facebook está también Elevation Partners, el fondo que tiene Bono, el cantante de U2, con otros socios; el millonario de origen ruso Yuri Milner, dueño del rival de Facebook en Rusia VKontakte; Goldman Sachs, y varios empleados o inspiradores de Facebook, incluidos Sean Parker, el creador de Napster y Plaxo, y primer inversor en Spotify.

Las dudas sobre Zuckerberg

A pesar de ser el fundador y líder espiritual de Facebook es relevante el descontento dentro del universo Zuckerberg. Durante 2018, numerosos directivos del universo Facebook han abandonado el transatlántico estadounidense.

Es notorio y público que varios inversores estadounidenses están en contra de las decisiones tomadas por Zuckerberg y el rumbo de la compañía en los últimos meses. No es la primera vez que surgen voces que piden la dimisión del presidente de la compañía, las primeras quejas llegaron en 2017. En aquella fecha, Facebook declinó hacer declaraciones y esperó a que pasaran las turbulencias.

En 2018, volvieron a surgir las dudas y las quejas. «Facebook juega un papel de gran tamaño en nuestra sociedad y nuestra economía. Tienen la responsabilidad social y financiera de ser transparentes, por eso exigimos independencia y responsabilidad en la sala de juntas de la compañía». Este es parte del comunicado firmado por los tesoreros estatales de Ilinois, Rhode Island y Pennsylvania, todos ellos poseen acciones de la red social.

Facebook rechazó en octubre la propuesta y señaló que «un presidente independiente puede causar incertidumbre, confusión e ineficiencia en la función y las relaciones de la junta directiva y la gerencia». «Para ser franco, si sacamos a Mark Zuckerberg y lo reemplazamos con Mahatma Gandhi, no creo que la corporación cambie de manera significativa», escribió el pasado mes de noviembre Barry Lynn, director ejecutivo del Open Markets Institute, una organización que combate el poder monopolístico en Estados Unidos. Con la llegada de 2019, Zuckerberg vuelve a sacar pecho con las robustas cifras que ha presentado recientemente la compañía.