Zupiria pide la «complicidad» de los no vascoparlantes para que el euskera pueda seguir avanzando

El consejero Bingen Zupiria, en rueda de prensa. /EFE
El consejero Bingen Zupiria, en rueda de prensa. / EFE

El consejero rebate las críticas del exceso de exigencia en la Administración: en el 41% de los puestos no se pide un nivel de lengua vasca

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

El consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, ha reclamado este miércoles en su intervención en el Forum Europa en Bilbao la «complicidad» de la sociedad y, en especial, de los no vascoparlantes para dar un impulso al uso del euskera, en vísperas del inicio este viernes de la iniciativa Euskaraldia. Zupiria ha rebatido «las críticas» sobre la exigencia del idioma a los funcionarios. «No hay ningún motivo para poner en cuestión«, ha dicho, los niveles de conocimiento de euskera que se piden en las administraciones vascas: «casi el 41% de los trabajadores públicos no tienen que acreditar ningún perfil lingüístico», y en más del 90% de los empleos que se han revisado, se ajustaba la exigencia al puesto.

Zupiria ha hecho un repaso del proceso de revitalización que ha vivido el euskera, cómo ha ganado 223.000 hablantes desde 1991, y también los riesgos que afronta «de uniformización cultural que vivimos o el desequilibrio que existe en algunos lugares entre su conocimiento y su uso». El consejero ha destacado que saber euskera «siempre suma». «Quienes se han acercado al euskera y lo han aprendido comentan que dar ese paso les ha servido para disfrutar, sin intermediarios, de un mundo interesante de expresiones artísticas y culturales, desde la información al entretenimiento, pasando por el ámbito literario, la música, las artes escénicas o la realidad digital». Zupiria ha defendido, además, que saber euskera «nunca supone un menoscabo para conocer otras lenguas o culturas».

La revitalización del euskera ha sido posible gracias a «la apuesta de las familias por el euskera en el sistema educativo, la euskaldunización de adultos y la extensión del euskera en la administración, ha resumido. Ha puesto como ejemplo de este avance, que más de la mitad de los alumnos de la universidad pública elijan estudiar en lengua vasca, «algo impensable hace no muchos años». De hecho, dos terceras partes de los hablantes que ha ganado el euskera a lo largo de las últimas décadas han llegado a través del sistema educativo. La tercera parte restante se ha logrado gracias a la aportación de la red de centros de enseñanza a adultos: «A lo largo de las últimas décadas casi 500.000 personas se han matriculado en un euskaltegi», ha detallado. Zupiria ha subrayado que todos estos progresos se han logrado gracias al «acuerdo y el consenso».

«Esfuerzo de las administraciones»

El consejero también ha valorado el «esfuerzo» de las administraciones para «garantizar los derechos lingüísticos» de la ciudadanía: se ha pasado en tres décadas, de un 23% de trabajadoras públicos capaces de desempeñar su labor profesional en euskera al 71% actual. Un «esfuerzo», ha destacado, que «se sitúa por encima de las exigencias de acreditación de perfiles lingüísticos, ya que a casi el 41% de los empleados públicos «no se les ha exigido ningún nivel de euskera». Este dato, ha enfatizado, permite «desmentir algunos comentarios de trazo grueso»,sobre el exceso de exigencia de euskera para ser funcionario.. El Gobierno vasco ha revisado el nivel de idioma que se requería en 38.000 plazas y ha comprobado que en el 96% de los casos se «ajustaba» a las necesidades del puesto.

El máximo responsable del Departamento de Cultura y Política Lingüística ha reclamado la «complicidad» de quienes no saben euskera para seguir avanzando. «Sería importantísimo que se den cuenta de la importancia que su actitud tiene para la normalización del uso del euskera y nos acompañaran con su comprensión y complicidad», ha indicado.

El impulso a la utilización del euskera en todos los ámbitos de la sociedad es el gran desafío de la lengua vasca en la actualidad. «Después de décadas poniendo el foco en el conocimiento, se dan las condiciones para dar un paso más y fijar como objetivo prioritario dar un salto en su uso». Ha recordado que muchos de los miles de jóvenes que ha ganado el euskera en las últimas décadas viven «en entornos» en los que no tienen con quién hablar, por lo que ha pedido generar condiciones que favorezcan su utilización «en el mundo del ocio y el deporte, en el ámbito de la cultura o el entorno digital». El consejero ha subrayado también la importancia de fortalecer el euskera en el ámbito laboral. «Las empresas vascas que incorporen la gestión lingüística a sus planes de negocio resultarán más atractivas para los clientes vascohablantes y para sus nuevos empleados euskaldunes».

Más información