Universitarios en el cajón de salida

Alumnos de la UPV paseando/el correo
Alumnos de la UPV paseando / el correo

Los campus vascos retoman la actividad con alumnos que se estrenan en las aulas

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIA
fotos: rafael gutiérrez garitano
Ainhoa Mateo | Farmacia «El premio, después de cinco años, sería encontrar trabajo»

Ainhoa estaba destinada a estudiar algo relacionado con la salud, porque así lo ha ido marcando durante su vida académica. «Estudié Bachillerato Biosanitario, porque me gusta este mundo». Y a la hora de escoger una de las variadas ramas, se decanto por la farmacia, que arranca ahora su cuarto año. «Creía que era lo que más me convenía. Uno siempre elige los estudios teniendo en cuenta el futuro y creo que esta carrera es la que tiene más salidas que sean de mi gusto», razona.

Eso sí, antes de ponerse la bata profesional, quiere seguir ampliando su formación y estudiará un máster. Será «el último paso antes de entrar en el mundo laboral. Y a pesar de que esta bilbaína quiera concluir sus estudios «en casa», lamenta que para encontrar un puesto de trabajo tendrá que hacer las maletas. «Lo más seguro es que termine fuera, igual en Madrid. Aunque, lo ideal sería algo aquí», sueña.

Daniel Diéguez | Ingeniería informática «Esto es otro mundo, completamente diferente al instituto»

Apenas llevan tres días de clases y ya empieza a notar las diferencias con sus últimas referencias, el Bachillerato. «Es otro mundo, completamente distinto. Aunque me imaginaba así el primer día, por las referencias que me habían dado». ¿Y cuáles son esas novedades? «En las clases estamos más alumnos y los profesores dejan de estar tan encima», comparte Daniel, que acaba de empezar el grado de Ingeniería Electrónica. «Lo escogí porque me gusta todo lo que esté relacionado con las matemáticas o física», razona este vitoriano que destacaba ya en estos campos durante el instituto.

Aunque, eso sí, a pesar de su alta cualificación, se informó antes de dar el paso hacia este grado. «Investigué por mi cuenta, guiándome por mis gustos, y esto era lo que más se adecuaba a ellos». ¿Y qué se espera cuando termine? «Esta carrera me permite trabajar en diferentes sectores, pero en alguna empresa sería lo bueno».

Ibon Soto | Ingeniería informática «El primer día te encuentras algo perdido»

Todos los que han pasado por la universidad saben de qué habla Ibon Soto. «El primer día te encuentras algo perdido, porque no sabes a qué clase ir ni cómo llegar. Es algo nuevo y se nota». Y no solo en los pasillos, también dentro de las aulas. «Los profesores explican la teoría mucho más rápido y la temática se complica bastante. A la hora de escribir matemáticamente es todo más técnico, no se puede explicar con tus propias palabras como lo hacíamos hasta ahora en bachiller».

Pero nada amilana a este vitoriano a la hora de estudiar lo que buscaba desde pequeño, Ingeniería informática. «Lo escogí por las salidas que me puede ofrecer. Me gusta la tecnología y eso me empujó a decantarme por esta carrera». Y en su nueva mochila guarda los consejos que le han ido dando familiares y amigos. «Me han dicho que vaya día a día, porque si lo dejo es difícil retomar la temática. Y también que vaya a tutorías», señala en su primera semana.

Patricia Gómez | Trabajadora social «Mi objetivo es ayudar a familias en peligro de exclusión»

Patricia Gómez acaba de dar sus primeros pasos en la universidad, pero ya tiene claro su objetivo: «Soy consciente de los problemas sociales que hay hoy en día. Mi objetivo, cuando termine mi formación académica, es ayudar a las familias y colectivos en peligro de exclusión social, ayudarles a que tengan una vida como la de todo el mundo», apunta la bilbaína durante uno de los descansos lectivos.

Superado el trámite del primer día, en el que «hemos hecho una actividad que nos ha ayudado a conocernos más», Patricia tiene ganas de abrir ya los libros, de comenzar con las clases y aprender sobre una profesión que le apasiona. Y a pesar de se estrene en la facultad, viene con la lección aprendida. «Me han dicho que me aplique diariamente, porque el cambio respecto a bachiller se nota». Todo para poder cumplir sus sueño de ayudar a terceros. «Me veo trabajando en lo que me gusta y aquí, en casa». Pero, antes de eso, «estudiaré psicología».