Los transportistas critican las nuevas restricciones de la Ertzaintza por la cumbre del G-7

Los transportistas critican las nuevas restricciones de la Ertzaintza por la cumbre del G-7

No podrán circular los camiones de más de 7,5 toneladas por las principales carreteras guipuzcoanas

EL CORREO

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ha criticado las nuevas restricciones de tráfico impuestas por la Ertzaintza a la circulación de camiones entre mañana y el lunes con motivo de la reunión de jefes de Gobierno y de Estado de los países que conforman el G-7 para este fin de semana en la ciudad de Biarritz.

En un comunicado, esta organización ha denunciado que estas restricciones, «más severas» que las aprobadas por el Gobierno francés y adicionales a las que publicó el Gobierno vasco a principios de este mes, «van a suponer en la práctica blindar completamente la provincia de Gipuzkoa al paso de camiones durante los próximos tres días, tanto a los tránsitos internos como internacionales».

Las nuevas restricciones aprobadas por la Ertzaintza prohíben la circulación de todos los camiones de más de 7,5 toneladas por las principales carreteras guipuzcoanas ( N-1, A-15, N-121 y A-8) de forma ininterrumpida desde las 6.00 horas de mañana sábado hasta las 18.00 horas del lunes 26, permitiendo excepcionalmente la circulación de determinadas mercancías (perecederas, combustibles y animales vivos).

También hay previstas restricciones en Navarra para camiones en las carreteras N-121-B y N-135 desde las 07:00 hasta las 19:00 horas.

Además, Fenadismer «absolutamente irracional» que la Policía vasca no vaya a respetar las «ventanas de paso» para camiones que sí prevén las restricciones a la circulación aprobadas por el Gobierno francés para estos días, en concreto, desde las 20:00 de mañana hasta las 08:00 horas del domingo, y desde las 20:00 horas del domingo hasta las 11:00 horas del lunes, a fin de descongestionar la frontera de madrugada.

Para esta patronal de transportistas, dicha actuación es «absolutamente desproporcionada e injustificada», causará perjuicios económicos a las empresas transportistas españolas, y ocasionará «un caos circulatorio monumental» el próximo lunes por la tarde, una vez que se levante la restricción, por la acumulación de varios miles de camiones en la frontera durante los tres días de prohibición de circulación.