Crimen de Llanes

El inductor del crimen del concejal fue detenido en diciembre por un caso de drogas

Varios curiosos y conocidos en los alrededores del lugar del crimen el paso agosto/
Varios curiosos y conocidos en los alrededores del lugar del crimen el paso agosto

OLAYA SUÁREZ

La 'operación Strabe' por el crimen de Javier Ardines se cruzó en diciembre con la 'operación Mariateza'. El vínculo común era uno de los sospechosos, aunque los hechos delictivos eran compartimientos estancos. A últimos de diciembre Pedro Nieva, considerado autor intelectual del asesinato del concejal de Llanes, fue detenido por tráfico de drogas. Se le acusó entonces de haber instalado el suministro eléctrico en un invernadero de plantas de cannabis en Las Merindades, en Burgos. Junto a este vecino de Amorebieta fueron arrestadas otras dos personas. Pasó a disposición judicial y quedó en libertad con cargos a la espera de la celebración del juicio.

Para entonces ya era el principal sospechoso por haber encargado a dos sicarios la muerte de su primo político. Sin embargo, la Guardia Civil no tenía por aquel entonces todas las pruebas para respaldar la investigación por el crimen de Ardines. Los dos casos eran ajenos, por lo que a Pedro Nieva se le dejó hacer para que continuase con su vida normal y estudiar sus movimientos.

Los tres detenidos en Bizkaia por su presunta relación con el asesinato del concejal pasaron a disposición judicial en la tarde de ayer. La investigación, que se mantiene bajo secreto de sumario, señala a Pedro Nieva por urdir un plan junto con otro ciudadano español, que también fue arrestado en una vivienda de Erandio, para encargar a dos argelinos que asesinaran a Ardines en una emboscada en un camino próximo a su casa en Belmonte de Prias. Estos dos individuos también se encuentran detenidos, uno de ellos en Suiza pendiente de extradición.

El asesinato de Javier Ardines González ocurrió el 16 de agosto de 2018. La investigación, que ha contado con la participación de la Unidad Central Operativa (UCO), ha sido dirigida por el Juzgado de Primera instancia e instrucción número 1 de Llanes.

Más información

Invenciones

Ahora, la familia de Ardines tratan de «aislarse» del revuelo que se ha generado en torno a esta pequeña localidad llanisca desde que se tuviese noticia de la detención de los presuntos autores del crimen. «El que no sabe algo, se lo inventa. Por la calle se han dicho cosas que pueden hacer mucho daño, por eso ellos lo que piden, como llevan haciendo desde el principio, que se respete su intimidad», recalcan quienes acompañan a la familia en estos momentos difíciles.

Un dolor en el que no están, ni mucho menos, solos. Desde el momento en el que se conoció el brutal asesinato del concejal y pescador llanisco fueron muchos los brazos que rodearon a la mujer y a los hijos de Ardines. De hecho, hasta el propio camino que da acceso a su vivienda y en el que los asaltantes le tendieron una emboscada de madrugada, cuando salía rumbo al puerto de Llanes para iniciar una nueva jornada de faena a bordo de la 'Bramadoria', se acercaron de inmediato numerosos amigos y familiares para arropar en todo momento a Nuria, Alba e Iván. Un calor humano que no les va a devolver a su marido y padre, pero que da buena cuenta del aprecio que éste logró generar entre quienes le conocieron.