Tres detenidos y un investigado por una presunta agresión sexual en Pamplona

Edificio del casco viejo de Pamplona donde al parecer se produjeron los hechos./R. C.
Edificio del casco viejo de Pamplona donde al parecer se produjeron los hechos. / R. C.

Los hechos se habrían producido en un piso ocupado ilegalmente del casco antiguo que es de propiedad municipal

PABLO OJERPamplona

Tres personas han sido detenidas y otra más se encuentra investigada por una presunta agresión sexual en Pamplona a una joven que denunció haber sido obligada a mantener relaciones sucesivas con ellos, después de que alguien le hubiera vertido algún tipo de sustancia en la bebida. Los hechos habrían tenido lugar en un piso ocupado ilegalmente del casco antiguo de la capital navarra, que es de propiedad municipal.

Desde el Ayuntamiento se aseguró que «no hay constancia oficial» de que se produjera tal ataque. En declaraciones a la agencia EFE, sin embargo, vecinos de los edificios adyacentes sí confirmaron que días atrás, sin asegurar la fecha concreta, se produjeron las detenciones y confirmaron que el edificio es de titularidad pública y estaba ocupado ilegalmente por personas relacionadas con el trapicheo de drogas.

Desde el mes de enero se está intentando recuperar el bloque por vía judicial para rehabilitar los pisos y cedérselos a los vecinos del barrio que a su vez tengan que abandonar sus casas por reformas municipales.

La denunciante advirtió en su denuncia que los agresores incluso podrían haber empleado alguna sustancia estupefaciente para anular la voluntad de la víctima, trasladarla hasta el piso ocupado y allí llevar a cabo la agresión sexual. Todo hace indicar que víctima y agresores no se conocían previamente.

Los presuntos violadores no consiguieron dejar inconsciente a la chica, que pudo ofrecer detalles clave de la agresión que llevaron a la pronta detención de las tres personas acusadas y a la investigación de una cuarta. Los agentes policiales mantienen abiertas las pesquisas por si pudiera haber más personas implicadas y recabar más datos.

El caso se encuentra bajo secreto de sumario en los juzgados de Pamplona, por lo que ni Policía Municipal ni la Nacional han ofrecido más detalles de lo ocurrido.