Un conductor que iba en sentido contrario fallece en un choque frontal en Gipuzkoa

Los ertzainas en el lugar del accidente./MORQUECHO
Los ertzainas en el lugar del accidente. / MORQUECHO

Ha sufrido heridas graves la persona que viajaba en el otro vehículo implicado en la colisión, que se ha producido en la A-636 a la altura de Gabiria

E. C.

Una persona ha fallecido y otra ha resultado herida grave tras un accidente frontal entre dos vehículos ocurrido hacia las 13 horas en la A-636 a la altura de Gabiria, según ha informado el Departamento de Seguridad. Hay un carril cortado sentido Beasain, lo que está provocando retenciones, mientras que la vía se encuentra totalmente abierta hacia Bergara. Además de la Ertzaintza y dos ambulancias básicas y una medicalizada, se han desplazado al lugar cinco dotaciones de los bomberos de Ordizia y Legazpi. El muerto es un vecino de Gaintza de 73 años y el herido un besaindarra de 52 años.

Los vehículos implicados en el siniestro han sido un Renault Megane y un Citroën C5, ambos con un ocupante. Según varios testigos, en el momento de la colisión el primer vehículo circulaba por la autovía en sentido contrario, por causas que aún se desconocen. Su conductor ha quedado atrapado en su vehículo, de manera que han tenido que intervenir los Bomberos para su desencarcelación. Poco después, un médico certificaba su fallecimiento. Por su parte, el herido grave ha sido trasladado al Hospital Donostia.

Como consecuencia del accidente la vía ha tenido que ser cortada en sentido hacia Beasain, lo que ha provocado importantes retenciones. En dirección hacia Bergara ha estado abierta al tráfico.

El vehículo siniestrado.
El vehículo siniestrado. / Morquecho

Con este accidente mortal son ya nueve los fallecidos en las carreteras de Gipuzkoa este año, cinco de los cuales viajaban en moto. El último accidente mortal se produjo el pasado 1 de julio, cuando un motorista eibarrés de 61 años falleció en la AP-8 a la altura de Deba tras sufrir una caída.

El 25 junio un hombre de 85 años, vecino de Antzuola, falleció en la GI-2632 a la altura de este municipio, sentido Bergara, tras una colisión sufrida entre su todoterreno y otro vehículo. El fallecido, A.M., conducía un Mitsubishi Montero. En el mismo suceso, una mujer que viajaba en un Volkswagen Golf resultó herida y fue ingresada en el Hospital del Alto Deba con pronóstico reservado.

El anterior siniestro mortal a este último se produjo el pasado día 18. Un hombre de 85 años, vecino de Donostia, falleció tras precipitarse con un todoterreno por una ladera de veinte metros de altura en una de las carreteras secundarias traseras de la empresa Cementos Rezola, en el barrio donostiarra de Añorga. Los hechos se produjeron hacia las siete de la tarde, cuando el hombre, que viajaba solo en un vehículo marca Nissan Terrano, se salió de la carretera por causas que todavía se desconocen y volcó en la llamada avenida de Añorga, alguna de cuyas pistas discurre por el recinto interno de la empresa guipuzcoana.

Cinco motoristas fallecidos

De los fallecidos en las carreteras de Gipuzkoa este año, cinco son motoristas. El 17 de enero se produjo el primer accidente mortal del año en Gipuzkoa. Un vecino de Zarautz falleció como consecuencia de las graves heridas sufridas en un siniestro que tuvo lugar en Orio, en la autopista AP-8, dirección Donostia. Un camión y un turismo de la marca Xsara y de matrícula San Sebastián colisionaron por alcance a la altura de Orio. Tras el impacto, el camión se salió de la calzada y posteriormente volcó, perdiendo la carga que transportaba.

El segundo siniestro mortal se produjo el 29 de enero. En ese accidente, un hombre de 63 años murió después de que su vehículo cayese al río Oria a la altura de la ermita de San Bartolomé en Ordizia.

A estas dos víctimas mortales por accidentes de coche hay que sumar los motoristas que han perdido la vida en lo que va de año. El último fallecido fue un joven de 36 años de Aretxabaleta, natural de Zamora. El siniestro se produjo en Leintz-Gatzaga el 7 de junio. Tras el impacto, el conductor del vehículo con el que chocó se dio a la fuga, aunque fue detenido poco después y dio positivo en los test de alcohol y drogas.

Tres meses antes, el 2 de marzo, en una de las entradas a Lasarte-Oria desde la N-I, otro vecino de Usurbil de 65 años falleció como consecuencia del choque en el que se vieron implicados tres vehículos, dos motos y una furgoneta. El 9 de febrero, otro motorista, vecino de Ermua de 35 años, falleció tras un choque frontal en la N-634 en Deba, en la subida al alto de Itziar.