Muere al ser corneado durante unos festejos taurinos en Paiporta

Varios festeros permanecen en el lugar del suceso. /Manuel Molines
Varios festeros permanecen en el lugar del suceso. / Manuel Molines

El aficionado, natural de Torrent, ha recibido una cogida mortal tras resbalarse

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

Un joven de 27 años nacido en Torrent falleció los bous al carrer de Paiporta durante el primero de los festejos preparados para el sábado. Según fuentes de la colla Cerril, organizadora del evento, el hombre sufrió una aparatosa cogida al resbalarse delante del animal, un toro de nombre Botijero.

La cornada en la axila era «muy importante», según fuentes sanitarias. Pese a los esfuerzos de los técnicos sanitarios de la ambulancia privada y de incluso los agentes de la Policía Local de Paiporta, nada se pudo hacer por la vida del joven, que falleció mientras era trasladado de urgencia al Hospital La Fe de Valencia. La colla, junto al Ayuntamiento de Paiporta, decidió suspender los festejos durante todo el día. El fallecido era un joven muy conocido en el mundo de los bous al carrer de la Comunitat Valenciana.

Todo ocurrió en torno a las 17.45 horas, al poco de comenzar los festejos. El primero de los toros del día era Botijero, un ejemplar negro burraco de la Ganadería Domingo López Chávez Ledesma de Salamanca. Se trataba de un animal de gran porte que durante unos instantes hizo las delicias del público y los recortadores. Sin embargo, todo se truncó cuando, en un momento dado y cerca de uno de los catafalcos, un corredor perdió pie ante el animal.

Como es habitual en estos festejos, rápidamente otro de los recortadores salió en su auxilio saliéndole al quite, como se entiende en lenguaje taurino al acto de intentar despistar al animal para que no arremeta contra el caído. La mala suerte quiso que este joven, un aficionado muy conocido en el mundo de los bous al carrer, perdiera pie justo delante del toro, que le corneó en la axila.

Rápidamente entraron en funcionamiento los servicios médicos privados contratados para el evento que al descubrir la gravedad de la cornada se apresuraron a trasladar al joven a la ambulancia y de allí al hospital La Fe de Valencia, donde un equipo entero de urgencias aguardaba la llegada del herido. El trayecto desde la calle Juan XXIII de Paiporta a La Fe es corto, apenas nueve minutos en coche, pero la cornada era «muy importante», según fuentes médicas. Nada se pudo hacer por la vida del fallecido, ni siquiera con el apoyo de un agente de Policía. El joven murió poco antes de llegar al hospital.

El ambiente en torno al recinto vallado donde ocurrió el accidente era de incredulidad mientras los miembros de la peña, los más afectados, se afanaban en limpiar la zona de la cogida. «Nosotros hasta el año que viene no vamos a montar nada más», explicaron fuentes de la colla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos