Un miembro del jurado se retracta sobre la culpabilidad de Pablo Ibar

Un miembro del jurado se retracta sobre la culpabilidad de Pablo Ibar

Llamó el martes al juzgado de Fort Lauderdale para comunicar su decisión, según fuentes de la defensa del preso

MATEO BALÍNMadrid

Un miembro del jurado del tribunal de Fort Lauderdale (Miami) que ha declarado culpable a Pablo Ibar del triple asesinato cometido en 1994 se puso en contacto a primera hora del martes con el Juzgado del magistrado Dennis Bailey, encargado del caso, para comunicar su decisión de retractarse de apoyar el veredicto unánime de culpabilidad contra el preso de origen vasco, según fuentes de su defensa.

Este sorprendente movimiento del miembro del jurado, cuya identidad se desconoce, ha llevado a los abogados de Ibar a presentar un escrito para aclarar esta decisión e identificar a esta persona, en virtud del artículo 3.757 del Código Procesal Penal de Florida. Del mismo modo, han pedido al juez entrevistar a dos integrantes del jurado, el que se ha retractado y el suplente «Sr. Black», y han solicitado nuevas deliberaciones.

La defensa de Pablo Ibar ha considerado que esta comunicación del miembro del tribunal popular ha llegado «en la primera oportunidad disponible después de que el jurado se ausentara del Tribunal el pasado sábado». Esta persona llamó por teléfono cinco minutos después de la apertura del órgano judicial, ya que el lunes era festivo en Florida.

El tribunal «inmediatamente» notificó tanto a la defensa como a la Fiscalía, pero no proporcionó la identidad de la persona integrante del jurado. La forma en que se produjeron las deliberaciones (el jurado solicitó terminar antes de tiempo el viernes por la tarde porque estimaban que no podían deliberar más, pero entregaron un veredicto tras solo cinco minutos después de la reunión del sábado), combinada con la retractación del integrante del jurado, «lleva a la presunción razonable de que el veredicto pueda ser jurídicamente cuestionado por haber sido resultado de una influencia externa impropia y/o porque el jurado no haya acatado las normas de deliberación».

La contaminación previa de un jurado suplente

Tras el inicio de las deliberaciones, el jurado suplente «Sr. Black», un empleado de la Oficina Administrativa del Tribunal de Broward County, se encontraba trabajando en una suplencia de labores administrativas con el juez del condado cuando Ashley Kay, abogada que ha formado parte de este caso, empezó a hablar con el magistrado Gottlieb sin percatarse de la presencia del «Sr. Black».

Al hablar de las probabilidades de éxito, el juez Gottlieb mencionó que Ibar había sido condenado con anterioridad en dos ocasiones. Esta afirmación fue rápidamente corregida por la abogada del preso y entonces entró en la conversación el jurado suplente, que aseguró que «no pasaba nada» y que «no era nada que no supiera ya». Una circunstancia que para la defensa de Ibar supone la evidencia de que éste «había sido expuesto a una fuente externa de influencia durante la duración de este juicio».

En su escrito, los abogados del preso consideran que el tribunal debe anular el veredicto y permitir que el jurado prosiga deliberando sobre la culpabilidad o no culpabilidad del acusado. El tribunal ha fijado una audiencia para tratar estas peticiones este jueves a las 15.00 horas en España (9.00 horas en Florida).