La mancha de fuel del mercante naufragado en La Rochelle no impactará en la costa vasca

Los operarios del buque francés 'Argonaute' trabajan en las labores de retirada del fuel en alta mar./PREMAR ATLANTIQUE
Los operarios del buque francés 'Argonaute' trabajan en las labores de retirada del fuel en alta mar. / PREMAR ATLANTIQUE

Aunque «los pronósticos son buenos», hay que «estar vigilantes», advierten desde el Gobierno vasco

ELCORREO

La viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno vasco, Elena Moreno, ha asegurado que están vigilantes ante las novedades que se dan en torno a la mancha de fuel generada por el barco 'Grande América', hundido esta semana frente a las costas de Francia, y ha advertido que «los pronósticos son buenos» y la mancha no impactará en la costa vasca.

En declaraciones a Cadena Ser, recogidas a Europa Press, Moreno ha reconocido que, aunque todos «esperamos que no sea una nuevo Prestige», es necesario «estar vigilantes». «Está Salvamento Marítimo en contacto con Salvamento Marítimo francés y nosotros a través de SOS Deiak haciendo un seguimiento de la situación», ha explicado Moreno, que ha incidido en que «los pronósticos son buenos» y no parece que la mancha vaya a impactar contra la costa vasca sino contra la francesa.

No obstante, ha advertido de que, si se observase cualquier «amenaza», se pondría en marcha «el protocolo de actuación y se establecería una mesa de coordinación interinstitucional para hacer un seguimiento de las labores a llevar a cabo».

26 miembros de la tripulación

El 'Grande América', un buque, propiedad de Grimaldi Group, se fue a pique el martes por la tarde a consecuencia de un incendio cuando navegaba a 333 kilómetros al oeste de La Rochelle y prácticamente a la misma distancia al norte del cabo Peñas en Asturias. Horas antes, los 26 miembros de la tripulación y el único pasajero que iba en el mercante pudieron ser rescatados sanos y salvos.

El navío transportaba 365 contenedores, 45 de ellos con materias peligrosas, así como unos 2.000 vehículos. Tras el hundimiento, el fuel que había en los tanques, unas 2.200 toneladas, comenzó a fluir al exterior. Con el paso de las horas, la mancha alcanzó proporciones considerables.