Los vecinos de Llanes, aliviados por la resolución del caso

Vecinos del pueblo de Javier Ardines ven las noticias en la televisión del bar. / DANIEL MORA

La ciudad respira tranquila tras las detenciones: «que paguen por lo que han hecho», dicen los residentes

LUCÍA RAMOS

La muerte de Javier Ardines cayó como una bomba aquella mañana de agosto en Llanes y con las detenciones de los presuntos culpables sucede hoy lo mismo. Los vecinos del concejal de Izquierda Unida están conmocionados y consternados, pero también aliviados. «No podemos decir que contentos, porque es una palabra imposible de aplicar a un caso así, pero casi, porque ha sido mucha la incertidumbre», apuntaban hace escasos minutos a las puertas del Ayuntamiento.

El llanisco Antonio Martínez lo expresa así, y añade : «No hay justificación alguna para hacer algo así, haya hecho lo que haya hecho». Él, como otros tantos, agradece «el trabajo de la Guardia Civil», que les hará dormir más tranquilos esta noche, después de meses «con los asesinos en la calle». Pilar Berdasco incide en ese aspecto: «Ahora hay más tranquilidad en el pueblo», y también habla de los motivos: «Desde el primer momento tuve claro que no era un móvil político, así que no me ha sorprendido el resultado, aunque reconozco que esto lo hace mucho más duro de digerir».

Otra vecina, Toyi Dueñas, comparte la reflexión: «Nadie entiende cómo se ha podido llegar a algo así, haya hecho lo que haya hecho no se puede llegar a matar y por celos muchísimo menos. Todo se puede solucionar, esto ya no», lamenta. Miriam Miró está de acuerdo y, además pide que los culpables «paguen por lo que han hecho, que se investigue bien todo lo que hay detrás porque esto no se puede permitir».