La Guardia Civil da por cerrada la investigación tras el registro de la casa de Llanes del sospechoso

Pedro N. durante el registro de su vivienda en Llanes. / LUCÍA RAMOS

Los agentes descartan nuevas detenciones y los arrestados prestarán declaración mañana jueves

OLAYA SUÁREZ

Dos horas han necesitado los agentes de la Unión Central Operativa (UCO) para registrar la vivienda vacacional de Pedro Nieva, el presunto autor intelectual del asesinato del concejal de Izquierda Unida en Llanes, Javier Ardines. El detenido ha acudido a la vivienda esposado, portando un plumífero azul que utilizó para tapar su rostro ante la mirada de los medios de comunicación. A las preguntas de los periodistas, ni una mueca. El sospechoso se mostró calmado y tranquilo en todo momento.

Parecía que allí no hubiese pasado nada. Que se estuviera reviviendo una de las escenas que los vecinos de Belmonte de Pría recordaban ayer a El Comercio: «Es tremendo. Muy fuerte. Estaban siempre los dos juntos. Daban paseos, tomaban copas... No se separaban». Ese 'no se separaban' se refiere a Pedro Nieva y al asesinado, Javier Ardines. Tanto es así que de las casas de ambos distaban pocos metros.

Este miércoles la escena era bien distinta. Solo 24 horas después de ser detenido en su casa de Amorebieta la maquinaria de la investigación, que ha trabajado intensamente en estos seis meses desde que se produjo el crimen, aceleró los plazos. Pedro Nieva, que fue uno de los cuatro detenidos en la mañana del martes, fue señalado rápidamente por los investigadores como el presunto cerebro del crimen, el que encargó a dos sicarios que acabaran con el concejal movido por los celos.

Falso techo

Fuentes cercanas a la investigación consideran que Pedro L.N.A. encargó el crimen movido por los celos ante una posible relación entre su mujer y el concejal y se valió de la ayuda de un conocido, también arrestado en Bizkaia, al igual que uno de los dos argelinos supuestos autores del crimen, mientras que en el caso del segundo se han iniciado los trámites para su extradición desde Suiza.

Durante el registro, que se inició pasadas las nueve de la mañana, los agentes recorrieron junto al detenido las estancias de la vivienda principal, los accesos a un garaje donde se detuvieron en el falso techo y un porche que está ubicado en el interior de la finca. Una vez concluida esta fase de la operación, se ha visto salir a los agentes acompañados de la autoridad judicial portando varias cajas.

Según confirman fuentes del caso a El Comercio, con la operación de esta mañana se ha dado por concluida la investigación y se descarta que se produzcan nuevas detenciones. En esta línea, los detenidos que permanecen en las dependencias de la Guardia Civil en Llanes pasarán a disposición judicial y se les tomará declaración entre la tarde del jueves y el próximo viernes.