Fallecen una madre y su hija de 7 años en un incendio en Cantabria

Imagen del lugar del incendio. / Foto: DM | Vídeo: Atlas

Los bomberos han encontrado a las víctimas al realizar las labores de extinción y ventilación

MARIÑA ÁLVAREZSantander

Una mujer de 49 años y su hija de 7 han fallecido esta madrugada por un incendio producido en su vivienda, en plena Puebla Vieja de Laredo (Cantabria).

El Centro de Gestión de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recibió la llamada de aviso pasadas las 01.55 horas de un vecino que alertaba que salía humo por la puerta y la ventana del piso, ubicado en la céntrica calle Espíritu Santo -donde la mayoría de edificios tienen estructura de madera-, y pegado al Instituto Social de la Marina y a una iglesia del siglo XI, que no han sufrido daños materiales.

Los bomberos tardaron 22 minutos en poder acceder al interior de la vivienda debido a la voracidad de las llamas. Es entonces cuando al proceder a las labores de extinción y ventilación encontraron en una misma cama a Katy, la madre, y a Aroa, la pequeña. Los efectivos pudieron sacar a la niña y trasladarla aún con vida al hospital de Laredo, pero murió poco después. La mujer se encontraba en parada cardiorespiratoria, por lo que en la misma calle y durante 45 minutos bomberos y personal sanitario del 061 realizaron labores de reanimación, pero desgraciadamente no pudieron hacer nada. El cuerpo permaneció en la calle hasta que a las seis de la mañana el juez autorizó el levantamiento del cadáver y fue trasladado al hospital de Laredo.

En estos momentos están en el lugar del suceso una docena de agentes, que custodian la vivienda -precintada y acordonada-, a la espera de la unidad especializada en incendios de la Guardia Civil de Logroño.

Estructura de madera

Katy y Aroa vivían en la segunda planta del edificio desde hacía cuatro años y la casa -propiedad del exmarido- había sido rehabilitada recientemente. Se trata de una segunda planta con estructura de madera. El director de Emergencias del Gobierno de Cantabria, Íñigo Claramunt, ha explicado que la vivienda era «pequeña», con dos habitaciones, lo que ha provocado que el humo del fuego se concentrara más. El incendio que se generó en la entrada del domicilio no alcanzó mucha temperatura, y de hecho solo ardieron, según señala Claramunt, «un par de muebles de la entrada».

La familia de las víctimas es oriunda de Bilbao, aunque llevan décadas residiendo en Cantabria. El exmarido de la mujer y padre de la niña fallecida tiene un negocio de fontanería en Laredo, cerca del hospital. Hasta el lugar del suceso se ha desplazado un joven, vecino de Voto, y familiar de las víctimas. En concreto, primo y sobrino de las fallecidas. «Iba de camino a trabajar y me ha avisado mi madre de lo que había pasado», cuenta sin consuelo a este periódico.

Por el momento se desconocen las causas del incendio.