Se corta el pene, lo deja en casa y se va andando por la calle

Se corta el pene, lo deja en casa y se va andando por la calle
efe

E. C.

Un joven de 33 años, vecino de Zaragoza, permanece ingresado en el hospital Miguel Servet de la capital aragonesa tras amputarse el pene. Agentes de la Policía Local que se acercaron a él tras verle lleno de sangre le socorrieron. Cuando le preguntaron por lo ocurrido, les explicó que él mismo se había cortado el miembro y lo había dejado en casa. Los hechos, que se conocieron ayer, ocurrieron el viernes por la tarde en una céntrica zona de la capital. Los policías llamaron de inmediato a una ambulancia para que se hiciera cargo del herido, dada la gravedad de las lesiones que presentaba y la severa hemorragia que sufría. Fuentes sanitarias no han dado información alguna sobre el estado de salud del hombre, y tampoco han detallado si se le ha logrado reimplantar el pene después de que los agentes lo llevaran al hospital.