Un conductor ebrio mata a un matrimonio vasco que hacía el Camino en bici con su hijo

El helicóptero del Sacyl en el lugar del accidente. / LEONOTICIAS

El individuo, detenido a 17 kilómetros del lugar del siniestro tras fugarse, también causó lesiones al menor, de 12 años

JAVIER PEÑALBA

Quienes les conocían aseguran que sentían pasión por la bicicleta. José Carlos Carrasco acaba de comprarle una nueva a Orats, su hijo de 12 años. El chaval estaba «muy ilusionado» con el viaje que sus padres habían programado por la ruta francesa del Camino de Santiago. Llevaban una semana en la carretera. Hasta ayer conforme a lo previsto. Sin embargo, a media mañana todo se fue al traste, todo se vino abajo de manera dramática para esta familia de la localidad guipuzcoana de Villabona. Bastaron unas décimas de segundo para que un conductor borracho se llevara por delante las vidas de José Carlos, de 44 años, y de sus esposa, Nerea Aguirre, de 42. El automovilista les lanzó por los aires. Dejó además herido a Orats, que fue evacuado a un centro sanitario, aunque no se teme por su vida. El conductor se dio a la fuga, aunque fue detenido a 17 kilómetros. Al realizarle la prueba de alcoholemia quintuplicó la máxima permitida.

Eran las 11.23 horas. José Carlos, Nerea y Orats acababan de incorporarse a la carretera N-601, a la altura del municipio leonés de Santa Cristina de Valmadrigal, entre Sahagún y la capital. Solo unos minutos antes habían hecho un alto, un pequeño descanso. Llevaban en torno a una semana en ruta y les quedan todavía varias etapas antes de llegar a la plaza del Obradoiro, en Santiago. Apenas habían cubierto quinientos metros cuando un turismo se los llevó por delante. Al parecer, los padres circulaban por el arcén, en un tramo recto, dejando que Orats pedaleara protegido por ellos.

José Carlos y Nerea recibieron de lleno el impacto del coche y salieron despedidos. Sus cuerpos quedaron a unos veinte metros de distancia. El niño, pese a que circulaba el más alejado de la carretera, también fue embestido, sufriendo varias lesiones.

Homicidio imprudente

El matrimonio falleció prácticamente en el acto. Hasta el lugar del suceso se desplazaron, además de efectivos de la Guardia Civil de Tráfico, un helicóptero medicalizado y varias ambulancias. Orats fue trasladado en una ambulancia al Complejo Asistencial de León. Fuentes consultadas indicaron que presentaba diversas contusiones y heridas, si bien no revestían una especial gravedad. Mientras tanto, los cuerpos de sus padres eran trasladados al Instituto de Medicina Legal de la capital para practicarles la autopsia.

El conductor, que se había dado a la fuga, fue detenido más tarde entre los municipios de Mansilla de las Mulas y Villamoros, después de que dos transportistas alertaran de lo sucedido a la Guardia Civil, con detalles del modelo y color del turismo. Una patrulla del instituto armado interceptó al sospechoso, que quintuplicaba la tasa permitida: 1,16 miligramos por litro espirado. Los guardias procedieron a su detención. Posteriores averiguaciones permitieron conocer que el encausado circulaba sin seguro obligatorio.

El alcalde de Santa Cristina de Valmadrigal, Ceferino Revilla, explicó que el arrestado, que conducía un vehículo de la marca Audi, residía en León capital y que en el momento del suceso se dirigía a Valladolid, ya que es un empleado de la planta de Renault. Se trata de un varón natural de Cataluña. Será puesto en las próximas horas a disposición judicial por dos delitos de homicidio imprudente y otro de lesiones. Dada la gravedad de los hechos, es muy probable que la Fiscalía de León solicite su ingreso en la cárcel.

Tras el siniestro, la Guardia Civil inició los trámites para trasladar la noticia a los familiares de las víctimas. Para ello, establecieron contacto con la Ertzaintza, que llevó a cabo labores de intermediación. Agentes de la comisaría de Hernani se desplazaron hasta Villabona, donde mantuvieron un encuentro con la alcaldesa, Maite Izagirre. Esta les puso en contacto con un allegado directo de la familia.

Viaje a León

La trágica noticia causó, como era de esperar, una gran conmoción. «He podido hablar a la cuatro de la tarde con un hermano y estaba destrozado», explicaron en el entorno. Al poco de tener conocimiento de los hechos, varios familiares emprendieron el viaje a León para cumplimentar los trámites legales y atender a Orats en el hospital. La alcaldesa de Villabona efectuó algunas gestiones para que contasen con el apoyo y la asistencia de las instituciones castellano-leonesas en los momentos tan difíciles que viven.

De momento no hay fecha para el traslado de los cuerpos de José Carlos Carrasco y Nerea Aguirre. No obstante, fuente funerarias indicaron que los cadáveres podría llegar entre hoy y mañana a Gipuzkoa. De momento no se ha fijado fecha para la celebración del funeral. En Villabona la noticia del fallecimiento del matrimonio fue conociéndose a partir del mediodía. «Es un auténtico drama que me recuerda otro caso que tuvo lugar hace unos años en Villabona, cuando un camionero ebrio circuló desde Alegia hasta Villabona en dirección contraria y mató a una mujer de Errenteria que iba a trabajar a Irura», explicaba un vecino.

Dos camioneros dieron a la Guardia Civil las claves para detener al conductor

La colaboración ciudadana fue imprescindible para lograr la identificación y posterior detención del conductor que arrolló mortalmente al matrimonio de ciclistas guipuzcoanos.

El conductor viajaba en un Audi A6 color negro que ya despertó las sospechas de algunos conductores que se cruzaban con el vehículo.

Precisamente, uno de los empleados de una gasolinera cercana al lugar de la detención aseguró que había visto hasta en dos ocasiones al vehículo circular a gran velocidad por la carretera que une el Puente Villarente con Mansilla de las Mulas.