El campeón de maratón de Valencia, un ladrón que aprovecha su velocidad para huir de la Policía

Jaouad Tougane con un amigo. /LP
Jaouad Tougane con un amigo. / LP

El joven ha sido detenido en varias ocasiones y aunque muestra su arrepentimiento, vuelve a delinquir

JAVIER MARTÍNEZValencia

El campeón valenciano de maratón en 2018 se aprovecha de su velocidad para cometer delitos. Jaouad Tougane acumula una infinidad de robos en la ciudad. Su modus operandi es siempre similar: sustrae algún producto electrónico que pueda vender posteriormente y sale corriendo. Tras ser retenido por los vigilantes, la mayoría de las veces ha mostrado su arrepentimiento, aunque es reincidente.

La policía ha detenido en numerosas ocasiones a Tougane y solo una vez ofreció resistencia. Con mirada huidiza y rostro cariacontecido, el atleta venido a menos suele preguntar a los agentes cuándo puede marcharse y no tiene una actitud agresiva, porque sabe que el uso de la violencia conlleva un delito más grave y una condena mayor.

El pasado 18 de agosto, el joven marroquí cometió dos hurtos en pocas horas en el mismo centro comercial. Ese domingo por la mañana sustrajo unas gafas de realidad virtual tras eludir las medidas de seguridad del establecimiento, aunque las cámaras de seguridad grabaron el delito y la veloz huida a la carrera de Tougane. Por la tarde regresó para hurtar más aparatos electrónicos.

Pero los vigilantes del centro comercial lo estaban esperando. Sabían que es un ladrón reincidente y no bajaron la guardia. Nada más detectar su presencia y su actitud sospechosa, cuatro miembros del equipo de seguridad privada acudieron a la línea de cajas y lograron apresar al corredor tras rodearlo cuando salía con varios artículos sustraídos.

Como el valor de los productos electrónicos que le intervinieron dentro de una mochila ascendía a cerca de 600 euros, los vigilantes llamaron a la policía para que lo detuviera por un delito de hurto. Tougane pasó una noche en el calabozo y fue puesto en libertad al día siguiente por el juez de guardia.

Horas después, el joven volvió al centro comercial El Saler para llevarse varias prendas de una tienda de ropa. Era su enésimo robo. Y esa misma semana, la Policía Nacional lo detuvo otra vez por sustraer artículos valorados en 800 euros en unos grandes almacenes. Los vigilantes retuvieron también al ladrón en esta ocasión.

Los delitos leves de hurto que la policía le atribuye, cuya cuantía no excede de los 400 euros, están penados con una multa de uno a tres meses con una cuota diaria de seis euros. Si Tougane no paga quedaría expuesto a una responsabilidad subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias insatisfechas. Pero el campeón maratoniano ha sido detenido varias veces por sustraer artículos valorados en más de 400 euros, por lo que tiene varios juicios pendientes por un delito de hurto en los que se enfrentará a condenas de prisión de 6 a 18 meses.