Un camarero pierde la custodia de sus hijos por trabajar muchas horas

Un camarero pierde la custodia de sus hijos por trabajar muchas horas

En alguna ocasión no llevó alos pequeños al colegio por quedarse dormido

IVÁN G. IGLESIAS

¿Resulta compatible el cuidado de los hijos con el trabajo en la hostelería? Según la Audiencia Provincial de Badajoz, no. Este órgano ha revocado la custodia compartida que tenía un camarero al no cumplir con sus obligaciones parentales «debido a su extensa jornada laboral», según recoge la sentencia hecha pública hoy.

De esta manera se concede la custodia monoparental a la madre, que esgrimió que su pareja no podía compatibilizar la faceta profesional con con el cuidado de los menores a causa de su trabajo. Incluso en más de una ocasión le acusó de haber desantendido sus obligaciones, como «llevar a sus hijos al colegio al quedarse dormido como consecuencia de su trabajo».

El padre admitió los hechos, pero también reconoció que en sus planes de futuro estaba buscar otro empleo para adaptarse a las necesidades de los niños. Esto sirvió de poco, ya que aunque la justicia entiende que haya buenas intenciones, «trabajar como camarero hace difícil el cumplimiento de sus deberes parentales diarios».

El afectado admitió que en alguna ocasión se había quedado dormido, episodio que tildó de «ocasional», justificando además que la madre también había tenido algún desliz.

En la sentencia también se recoge la declaración del hijo mayor de la pareja, de 10 años. Ante la trabajadora social aseguró que «le gustaría etar más tiempo con su padre, pero sabía que tenía que trabajar y no siempre podía».

La Audiencia concluye que en la situación actual «el régimen de custodia compartida no parece el mejor régimen de custodia», dejando una puerta abierta a cambios en el futuro cuando la situación del progenitor variase.

Temas

Badajoz