Muere en Málaga tras ser arrojado desde un coche en marcha con varias puñaladas

Un furgón de la Policía Cientítica en el lugar del suceso./ SUR
Un furgón de la Policía Cientítica en el lugar del suceso. / SUR

La víctima, que aún no ha sido identificada, tiene entre 35 y 40 años | La Policía acudió para investigar un atropello, pero que en realidad escondía un asesinato

JUAN CANO Y ALVARO FRÍASMálaga

Agentes de la Policía Nacional investigan las circunstancias de la muerte de un hombre cuyo cadáver ha sido hallado esta mañana con numerosos signos de violencia en Málaga. Según las primeras investigaciones, la víctima, que aún no ha sido identificada, y que al parecer tiene entre 35 y 40 años, habría sido arrojada desde un coche en marcha con varias heridas de arma blanca.

Los hechos han sucedido sobre las seis de la mañana en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso, en la capital, a la altura de La Malagueta. Los servicios de emergencia recibieron numerosas llamadas que alertaban de lo que, a simple vista, parecía ser un atropello. Inicialmente fue la Policía Local de Málaga la que se hizo cargo del suceso, como establece el protocolo establecido para los siniestros de circulación. Sin embargo, en la primera inspección ocular, los agentes no tardaron en percatarse de que el fallecido, que efectivamente había sido arrollado por un vehículo, presentaba numerosas heridas de arma blanca.

A partir de ese momento, el caso pasó a tratarse como un crimen y los agentes alertaron inmediatamente a la Policía Nacional, que movilizó a los especialistas del grupo de homicidios para que se hicieran cargo de la investigación. También acudió al lugar la Policía Científica. La inspección, en esta primera fase de las pesquisas, fue conjunta entre ambos cuerpos, ya que había que investigar un atropello, pero que en realidad escondía un asesinato.

Los investigadores tratan ahora de localizar a testigos -tarea más complicada dada la hora de la madrugada en la que ocurrieron los hechos- que puedan arrojar luz sobre las circunstancias del caso. Según los primeros testimonios recabados, alguien pudo ver cómo la víctima era lanzada desde un coche en marcha. El cadáver ha sido trasladado ya al Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga para llevar a cabo la autopsia, que previsiblemente se realizará hoy.