El Seprona investiga la muerte de un perro clavado en una verja tras ser lanzado por encima de ella