«El secreto para adaptarse es aceptar cada país tal como es»

Eriz realiza sus ejercicios con el ‘skyline’ de Kuwait al fondo./E. C.
Eriz realiza sus ejercicios con el ‘skyline’ de Kuwait al fondo. / E. C.

Este joven de Astrabudua es dueño de dos gimnasios en Tailandia y trabaja en un centro deportivo de Kuwait como entrenador personal

LEIRE FERNÁNDEZ

Eriz Ahedo empezó estudiando electrónica y acabó sacándose un título de producción por mecanizado, pero pronto vio que ese tipo de trabajo le aburría. «Siempre he sido una persona muy activa, que se lo pregunten a mi madre si no, sobre todo a la hora de hacer deporte, más en concreto en el gimnasio. Mi pasión ha acabado convirtiéndose en mi carrera profesional», explica. De su Astrabudua natal empezó a moverse por el mundo, y tras pasar un tiempo en Inglaterra y Singapur, actualmente es dueño de dos gimnasios en Bangkok (Tailandia); y trabaja «como entrenador personal y manager en un prestigioso gimnasio en Kuwait», al que llegó gracias a las redes sociales. «Uno de los dueños del gimnasio en el que trabajo actualmente me estuvo siguiendo por Instagram durante un tiempo. Le gustó cómo trabajo y mi forma de ser, por lo que se puso en contacto conmigo. Después de hablar con él y estudiar la situación, vi que podría ser una buena oportunidad para crecer en mi trayectoria profesional, por lo que decidí ‘tirar palante’ y verlo por mí mismo».

El día a día de Eriz en Kuwait comienza muy temprano y compagina trabajo con su propio entrenamiento. «Me levanto a las 6.00 y realizo unos ejercicios de movilidad y meditación durante 30 minutos para empezar bien el día. Después me pongo con el desayuno y preparo la comida para el resto del día. Una vez tengo todo preparado, dedico la mañana a estudiar, seguir formándome y trabajar en mis proyectos empresariales personales», especifica. «Además, entreno unos 4-5 días a la semana antes de empezar a trabajar. El resto del día hasta la noche lo paso trabajando con entrenamientos personales y tareas en la dirección del gimnasio. Llego a casa sobre las 10 de la noche, ceno, me pego una ducha y sobre las 23.00 a dormir», comenta. Y añade, «en estos momentos me encuentro en un momento de mi vida dedicado principalmente a mi crecimiento profesional».

Gente increíble

A pesar de haber vivido en muchos países y con culturas muy diferentes a la nuestra, este joven erandiotarra asegura que siempre se ha sentido a gusto. «Yo, sinceramente, siempre me he sentido muy bien recibido en todos ellos. Depende muchísimo de la gente con la que te rodeas y los ambientes en los que te mueves. Mis experiencias han sido en su gran mayoría buenas y divertidas, aunque mentiría si digo que todo ha sido de color de rosa», asegura. «Mi secreto para adaptarme a cada lugar ha sido aceptarlo tal y como es, tanto lo bueno como lo malo, tratando de entender, en vez de criticar, el porqué de las cosas para aprender a convivir en armonía y con felicidad», recalca.

«Hay poca opción de comida fresca en los supermercados»

Eriz ha vivido en diferentes países y asegura que siempre se ha adaptado sin problemas, pero si algo le ha costado en Kuwait es encontrar el tipo de comida a la que está acostumbrado.

«No me refiero a la de los restaurantes, que aquí hay muchos y de muy buena calidad, sino a la del supermercado. Para una persona como yo a la que le gusta la variedad de comida fresca y natural, aquí lo que puedo encontrar en los supermercados es muy reducido en comparación con otros países», afirma.

No obstante, eso no impide que eche de menos ciertas cosas de su tierra. «A mi familia y amigos, sin dudarlo. También la vida en la calle, terrazas… y el paisaje». De hecho, procura volver por lo menos una vez al año, «aunque mi familia o amigos te dirán que eso no es suficiente, ja ja ja». Y a pesar de que reconoce que «diferencias hay muchas: cultura, religión, gastronomía, oportunidades laborales, libertad de expresión… en todos los países hay gente increíble», alaba.

Eso sí, «aún nos queda para que se nos reconozca en otros países», por lo menos por aquellos en los que ha viajado Eriz. «La gente en el extranjero, al menos mi experiencia, no conoce Euskadi por el nombre. De hacerlo lo hacen por País Vasco, por Basque Country en inglés, pero en la mayoría de las ocasiones ni aún así». Con esta premisa, Eriz ha optado por una opción cuando le preguntan de dónde es. «Suelo decir que soy de Bilbao, y normalmente si hablo con hombres, sin machismos, es lo que me he encontrado, enseguida lo asocian con el Athletic».

Temas

Kuwait

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos