Sindicatos convocarán nuevas huelgas si Osakidetza «no refuerza» Atención Primaria

Manifestación de los profesionales de Atención Primaria celebrada en Vitoria./igor martín
Manifestación de los profesionales de Atención Primaria celebrada en Vitoria. / igor martín

Exigen que en la mesa sectorial del 4 de junio el Servicio de Salud les presente «medidas concretas» para reducir la presión asistencial

TERRY BASTERRA

Osakidetza deberá presentar una serie de medidas «concretas» que garanticen mejoras en materia de personal en los ambulatorios con el fin de poder garantizar la prestación de una «atención sanitaria de calidad». De lo contrario, las dos jornadas de huelga en los centros de salud de los pasados 12 de abril y 17 de mayo no serán casos aislados, sino que se repetirán en los próximos meses. Esta es la advertencia que lanzan al Servicio Vasco de Salud parte de los sindicatos que convocaron los paros, impulsados desde la plataforma Lehen Arreta Arnasberritzen. Ayer se reunieron en Bilbao para valorar aquellas movilizaciones y quedaron en volver a sentarse para definir qué acciones adoptar en el futuro.

Pero lo que tienen claro las centrales es que la pelota está en el tejado de Osakidetza. Desde ELA destacan que las demandas planteadas no son nuevas. «Llevamos años reclamando mejoras en la Atención Primaria y hasta que no hemos empezado con las movilizaciones y los paros no hemos visto voluntad de resolver los problemas. Por este motivo en ELA creemos que convocar nuevas huelgas es la única vía para conseguir los objetivos y presionar a Osakidetza», indicaron a EL CORREO desde el sindicato.

«Acciones concretas»

«Si no nos presentan medidas concretas en la próxima mesa sectorial -se ha retrasado al 4 de junio- para que podamos estudiarlas y ver si servirán para dar respuesta a las necesidades de los centros de salud habrá más huelgas», advirtieron desde el sindicato de Enfermería, Satse. Similar es la postura de Comisiones Obreras. «Se necesitan acciones concretas si queremos que la Primaria recupere su sitio y no que Osakidetza nos anuncie otra vez la creación de grupos de trabajo. Ahora a su personal se le imponen unas agendas de pacientes mucho mayor, lo que supone una sobrecarga de trabajo que les impide prestar la atención sanitaria que podrían dar. A esto se suma el estrés que les genera esta situación y que acaba repercutiendo en el paciente», alertan.

El pasado viernes, día de la última de las dos jornadas de paros, el director general de Osakidetza, Juan Luis Diego, anunció que a la próxima mesa sectorial el ente público llevará «un análisis de la situación de la Atención Primaria y los recursos que precisa». También avanzó que la previsión del Servicio Vasco de Salud es aumentar la plantilla cada ejercicio de aquí a 2025 para dar respuesta a las necesidades de personal y sanitarias de una población cada vez más envejecida. Las primeras contrataciones tendrán lugar este mismo año: 23 médicos y otras tantas enfermeras para reforzar los centros de salud con más presión asistencial, a los que sumarán otros 40 sanitarios en 2020.

Para UGT estas nuevas incorporaciones «están bien, pero son insuficientes porque se necesita reforzar también otras categorías profesionales», como las de auxiliar administrativo, matrona o pediatra.