Sanidad da por acabada la epidemia de gripe, que ha causado 72 muertos

Sanidad da por acabada la epidemia de gripe, que ha causado 72 muertos
FOTOLIA

La campaña termina tres meses antes de lo previsto al confirmarse que la enfermedad afecta solo a 38 de cada 100.000 habitantes

JOSÉ DOMÍNGUEZ

A principios de año la proliferación de la gripe en Euskadi llegó a preocupar, y mucho. Entre el 14 y el 20 de enero se alcanzó el mayor pico de la epidemia en los últimos cinco años: 532,2 afectados por cada 100.000 habitantes. El número de pacientes llegó a multiplicarse por cuatro en algunas zonas y a detectarse en muchos menores de 14 años, entre alumnos de educación infantil e incluso en guarderías.

Pero ya en febrero la situación empezó a experimentar una mejoría al caer progresivamente su incidencia hasta el punto de que ayer Osakidetza daba por desaparecida la oleada de virus, tres meses antes del fin oficial de la temporada gripal. La pasada semana se registraron 38,1 casos, por debajo del umbral de 55,7 contagios que se considera mínimo para plantear medidas. Desde finales del año pasado, en cualquier caso, se han producido casi 1.600 hospitalizaciones, una de cada cuatro de carácter grave, y el virus se ha cobrado la vida de 72 personas, 25 menos que el invierno anterior.

Fuentes del Departamento de Salud del Gobierno vasco puntualizaron ayer que todas estas personas pertenecían a grupos de riesgo. De hecho, la edad media de los casos hospitalizados más graves ha sido de 66 años y todos ellos presentaban alguna enfermedad crónica, ya fuera respiratoria, cardiovascular, oncológica o de obesidad. La totalidad de los virus detectados ha sido del tipo A.

Campaña de vacunación

Responsables sanitarios subrayan que, al margen de la semana crítica de la epidemia en enero, la actividad gripal esta temporada ha sido calificada de «nivel medio». Y consideran que ha tenido mucho que ver la campaña de vacunación llevada a cabo entre el 24 de octubre y el 31 de diciembre. En total, en ese periodo se dispensaron 373.878 vacunas, un 0,5% más que en la campaña anterior (2017-18). Tres de cada cuatro fueron recibidas por mayores de 65 años, aunque todavía quedó sin vacunar otro 42% de población a partir de esa franja de edad, más de 205.000 personas.

La red de atención primaria de Osakidetza ha atendido más de 38.000 consultas por síndrome gripal. Por territorios, Bizkaia ha sido donde más ha proliferado la enfermedad, con un incremento especial en niños de cero a cuatro años. Fuentes del Departamento aseguran que el seguimiento ha sido «diario, exhaustivo y continuado», ya que cada área sanitaria «ha contado con su propio plan de contingencias, lo que ha permitido adecuar los recursos a las necesidades». «Gracias a esta labor de planificación hemos podido hacer frente a la epidemia con normalidad, trabajo y profesionalidad», manifestó ayer el consejero de Salud, Jon Darpón.

El responsable autonómico agradeció en este sentido el esfuerzo del personal sanitario, ya que un 38% de la plantilla también se vacunó (8.539 trabajadores) y se implicó en tratar de llegar al mayor número de personas posible. «La vacuna es segura y eficaz, la mejor manera para hacer frente a la gripe», recordó.