Salud someterá a pruebas a alumnos de Medicina tras detectar un caso de tuberculosis

Salud someterá a pruebas a alumnos de Medicina tras detectar un caso de tuberculosis

La Unidad de Vigilancia Epidemiológica de Bizkaia les ha convocado el lunes para explicarles las medidas que van a tomar

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO

El Departamento de Salud va a realizar pruebas a alumnos de la Facultad de Medicina de la UPV/EHU tras detectarse un caso de tuberculosis pulmonar. Responsables sanitarios han confirmado que fue identificado en enero y que el estudiante afectado «evoluciona favorablemente».

Los compañeros del aula del universitario al que se le ha diagnosticado la dolencia contagiosa han recibido una comunicación de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de Bizkaia. En ella les explican que, «siguiendo las indicaciones del plan de tuberculosis de la comunidad», es necesario «realizar el estudio de contactos de las personas que han compartido determinadas horas con el afectado y que los responsables sanitarios consideren para descartar que hayan contraído la infección tuberculosa o enfermedad».

Los responsables del servicio de Vigilancia Epidemiológica recuerdan a los estudiantes que esta dolencia «no es grave» y que se cura con el tratamiento adecuado. «Se contagia por la vía aérea al toser o al hablar y, en general, su transmisión requiere una convivencia íntima y prolongada en el tiempo», aclaran. Han convocado a los alumnos a una reunión el próximo lunes en la Facultad de Medicina para explicarles las medidas que van a tomar.

201 casos en 2018

Portavoces del Departamento de Salud han informado de que el origen del contagio del estudiante de Medicina es «previsiblemente familiar» y que su evolución es «buena». «Es una enfermedad que no se ha erradicado», recuerdan, y detallan que el pasado año se registraron 201 casos en Euskadi. El Decanato de la Facultad de Medicina destaca que se han tomado «todas las medidas» dictadas en el protocolo sanitario y que se han reunido ya con los estudiantes que han podido mantener contacto con el afectado para informarles de la situación.

Osakidetza puso en marcha el protocolo contra la tuberculosis el año pasado tras diagnosticar la enfermedad a otro alumno de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, también en el campus de Leioa. Entre quienes padecieron la dolencia en 2018 se encontraba un recién nacido ingresado en la Unidad Neonatal del Hospital Universitario Araba, que obligó a hacer pruebas a decenas de bebés. Un año antes, 200 estudiantes de la Universidad de Deusto fueron sometidos al test de detección tras aparecer un caso.