Osakidetza prepara un plan para prevenir suicidios

Osakidetza prepara un plan para prevenir suicidios
Fotolia

El proyecto está en una fase muy incipiente

María José Carrero
MARÍA JOSÉ CARRERO

180 vascos se quitaron la vida en 2016. Se trata de una cifra más o menos estable en los últimos años y que preocupa a los responsables sanitarios. Por ello, Osakidetza prepara un plan para prevenir los suicidios, según ha anunciado este martes por la tarde el viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo. El proyecto está en una fase muy incipiente. De hecho, este mismo martes se ha celebrado una reunión entre «psiquiatras y otros profesionales con el objetivo de homogeneizar» las acciones a llevar a cabo en todas las comarcas sanitarias. Esta iniciativa ha surgido de las propias organizaciones de salud mental que han puesto en marcha proyectos piloto a nivel local.

Berraondo ha realizado este anuncio en el Parlamento vasco, donde ha comparecido junto con el consejero Jon Darpón y la directora de Salud Pública, Miren Dorronsoro, para dar cuenta de las acciones desarrolladas a lo largo del año pasado para cumplir los objetivos del Plan de Salud 2013-2020. «Se han implantado o iniciado nueve de cada diez acciones y objetivos fijados en este documento», han destacado Darpón. Entre los datos sobre los que han llamado la atención figura, la elevada participación de la población en los programas de diagnóstico precoz del cáncer de mama y de los tumores colorrectales.

La evaluación constata asimismo la «consolidación» de los programas de promoción de la actividad física en colaboración con numerosos municipios, la puesta en marcha de las Iniciativas de alimentación saludable; o la continuidad de los programas 'Clases sin humo' y 'Menores y alcohol'.

En la misma comisión parlamentaria, el director de Farmacia del Gobierno Vasco, Iñaki Betolaza, ha expuesto las iniciativas, programas y convenios que se están desarrollando en el ámbito de la atención farmacéutica comunitaria. Entre los datos que ha ofrecido, destaca el tratamiento con metadona para personas drogodependientes a través de las oficinas de farmacia. Cada mes son 1.039 las personas que acuden a por su dosis. El coste de este programa en 2017 ascendió a 712.620 euros. Las boticas, asimismo, realizan test rápidos de cribado del sida. La media anual es de 2.700 pruebas al año, con 230 positivos.

Betolaza ha apostado por impulsar la colaboración con las farmacias como agentes de salud por los beneficios que aporta en la población. Un ejemplo es el convenio para la mejora del uso de la medicación en personas atendidas por los servicios de ayuda domiciliaria, consistente en preparar los dosificadores de pastillas a pacientes polimedicados, con el fin de mejorar la adherencia a los tratamientos. En la actualidad, son ya 145 los municipios vascos que forman parte de este programa, que cuenta con un presupuesto para 2018 de 352.200 euros y para el que están acreditadas 712 farmacias, de las cuales 322 tienen pacientes. En la actualidad, son más de 850 los enfermos crónicos que se benefician del programa. El 93% toma una media de 10 pastillas al día; el 42% vive solo en su casa y el 65% son mujeres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos