Osakidetza diseña una OPE con tribunales por sorteo y pruebas preparadas fuera de Euskadi

Los aspirantes, durante una OPE de Osakidetza./Pedro Urresti
Los aspirantes, durante una OPE de Osakidetza. / Pedro Urresti

La primera convocatoria tras el fraude cubrirá 26 plazas de médico y 4 de biólogo de una oposición anterior

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

Osakidetza hizo públicas ayer las normas que regirán la primera provisión de plazas de médicos que se convoca tras el fraude que investiga el juzgado de instrucción número 2 de Vitoria. Los tribunales de la nueva convocatoria serán designados por sorteo y los exámenes -de momento, siguiendo el modelo tradicional, uno teórico y otro práctico- serán elaborados por especialistas no de la comunidad autónoma, sino de fuera de Euskadi, como han venido exigiendo durante todos estos meses los partidos de oposición y los sindicatos. El Gobierno vasco confía en que la adopción de estas medidas favorezca la consecución de un acuerdo sindical que abra las puertas a la realización de las pruebas antes de fin de año.

El acuerdo con las centrales sindicales parece garantizado a juzgar por la nota de prensa difundida por el Departamento de Salud del Gobierno vasco ayer por la tarde, coincidiendo con el primer día de vacaciones de Semana Santa. El escrito comienza dejando claro que las medidas adoptadas para la mejora de las pruebas pendientes de la OPE 2016-2017 cumplen tres condiciones que las distinguen de todas las anteriores. Una, que recogen las principales recomendaciones del informe de Ararteko; dos, que no se han diseñado exclusivamente en Osakidetza, sino que se acordado con el Instituto Vasco de la Función Pública IVAP; y tres, que se han «debatido» con los sindicatos de enfermería SATSE, Sindicato Médico y UGT, «con los que se espera alcanzar un acuerdo final en la reunión de la Comisión de Seguimiento de la OPE del próximo 3 de mayo. Es decir, a la vuelta de la pausa vacacional.

La primera Oferta Pública de Empleo de Nekane Murga tras la que ha costado el cargo a su predecesor Jon Darpón pretende cubrir 26 plazas de médicos especialistas y cuatro de técnico biólogo. Osakidetza necesita 4 pediatras especialistas en cuidados intensivos, tres expertos en urgencias pediátricas, dos en reproducción asistida, otros dos cardiólogos hemodinámicos y dos neonatólogos, además de dos neurorradiólogos intervencionistas y dos expertos más en citogenética y genética molecular. Asimismo, la convocatoria busca un cirujano hepatobiliar especialista en el abordaje del cáncer, otro en trasplantes, un experto en enfermedades autoinmunes, un cardiólogo infantil y un radiólogo intervencionista.

Formación para jurado

El Departamento de Salud y la nueva dirección general de Osakidetza presentaron ayer al Ararteko un paquete de doce medidas de mejora «específicas» para esta OPE, que se acercan, sin serlo todavía, al nuevo modelo definitivo de convocatorias, aún por conocerse. En el futuro, por ejemplo, el Gobierno vasco trabaja con la idea de que la provisión de plazas de médico se haga con un único examen de tipo test, que cubrirá las dos pruebas que se practican en la actualidad, una de tipo teórico y otra más práctica. «El Ararteko ha valorado favorablemente esta propuesto y ha reconocido el esfuerzo realizado tanto por Osakideza como por los sindicatos firmantes de la acuerdo de la OPE 2016-2017».

La principal novedad se encuentra en la selección de los miembros de los tribunales por sorteo; y si la base de profesionales es tan corta que no garantiza la aleatoriedad del proceso, se recurrirá a especialistas de fuera de Euskadi. Los miembros de los tribunales deberán aceptar y «respetar» una serie de «obligaciones éticas» y deberán participar en una jornada de formación sobre las tareas que deberán desempeñar.

Especialistas de fuera de Euskadi redactarán tanto la prueba teórica como la práctica y en ambos casos existirá un manual que definirá cómo deben prepararse los exámenes. Osakidetza también hace hincapié en que los exámenes deberán vincularse al temario y la bibliografía; y que en la concreción final de las pruebas prácticas «se introducirá un elemento al azar». Si todo va según el calendario previsto, la convocatoria se realizará antes de verano y los exámenes, como muy tarde en diciembre.