La Clínica IMQ Zorrotzaurre, primera de Europa en emplear ecografía de alta resolución para diagnosticar el cáncer de próstata

La Clínica IMQ Zorrotzaurre, primera de Europa en emplear ecografía de alta resolución para diagnosticar el cáncer de próstata
La Clínica IMQ Zorrotzaurre es la primera en Europa en emplear ecografía de alta resolución para el diagnóstico mediante biopsia del cáncer de próstata

El equipo de Urología Clínica Bilbao, en la clínica IMQ Zorrotzaurre, ha sido el primer servicio de Urología de Europa en incorporar la emergente tecnología de los microultrasonidos o también conocida como ecografía de alta resolución. Además del centro vasco, hoy esta tecnología se emplea únicamente, también en el continente europeo, en la Martini Klinik de Hamburgo (Alemania) y en el Hospital Humanitas Research (Milán, Italia).

«Se trata de una nueva tecnología que nos permite ver la próstata con una resolución 300 veces mayor. La ecografía de alta resolución tiene el potencial de cambiar nuestro estándar de atención y permitirnos enfocar nuestras biopsias de manera más eficiente, mejorando de manera efectiva los resultados de detección y, siempre que es posible, los resultados de los pacientes en términos de salud y calidad de vida», señala el especialista en Urología de IMQ Zorrotzaurre, Ander Astobieta.

La ecografía prostática de alta resolución ExactVu, que emplea el equipo de Urología Clínica, que trabaja en IMQ Zorrotzaurre, es una técnica avanzada que mantiene todos los beneficios de la ecografía normal, como la inocuidad para el paciente al emplear únicamente ultrasonidos, así como la facilidad e inmediatez de manejo, pero proporcionando un mayor grado de definición en la visualización del tejido prostático. De hecho, este tipo de ecografía permite ver lesiones dentro de la próstata que con la ecografía convencional no se ven.

¿Reemplazará el ultrasonido a la resonancia magnética?

Según explica el doctor Ander Astobieta, «una de nuestras principales preocupaciones es detectar precozmente los cánceres de alto riesgo y discriminarlos de los tumores de bajo riesgo, con el objetivo de ajustar mejor el tratamiento. En concreto, los trabajos científicos estiman que entre el 66% y el 75% del total de cánceres diagnosticados son de bajo riesgo».

En esta labor, los avances en las técnicas de imagen, en el campo del análisis genómico y molecular, así como la labor de los radiólogos, los anatomopatólogos y la de los propios urólogos, junto con los avances farmacológicos, están incrementando las tasas de supervivencia del cáncer de próstata, que en Euskadi ya supera el 91%.

En la actualidad, ante un paciente con un nivel de PSA (prueba sanguínea del antígeno prostático específico) alto, el urólogo decide la realización o no de la biopsia en función de dicho PSA, las características e historia clínica del paciente y los resultados de los marcadores en sangre (4K) y orina (Select MDx). A partir de ahí, si se decide realizar la biopsia, se emplean técnicas de imagen médica como la resonancia magnética y la novedosa ecografía en alta resolución.

«Los urólogos de todo el mundo estamos trabajando para lograr que estas biopsias posean un valor predictivo negativo alto. Las técnicas de imagen, tanto la resonancia magnética como la ecografía de alta resolución, permiten realizar las biopsias de próstata de forma que los resultados obtengan el mejor rendimiento. Posteriormente, en la intervención quirúrgica, se analiza el tejido prostático retirado con el objetivo de confrontar este nuevo análisis con los datos obtenidos previamente en la biopsia y determinar con mayor certeza la clasificación pronóstica del tumor».

Sobre el cáncer de próstata

El cáncer de próstata aparece normalmente entre los 65 y los 74 años de edad. La edad media de diagnóstico se sitúa en los 66 años, mientras que la edad media de fallecimiento por este tipo de tumor se sitúa en los países del occidente europeo en los 80 años. Por su parte, la mortalidad general del cáncer de próstata en pacientes entre los 55 y los 64 años es del 8%. Unos 1.500 vascos son diagnosticados cada año de este cáncer, que es el más prevalente entre los varones.

La clínica IMQ Zorrotzaurre cuenta con un equipo de Urología pionero en el tratamiento del cáncer de próstata. Para ello, se emplean las técnicas más avanzadas:

• Prostatectomía radical laparoscópica asistida por ROBOT DA VINCI.

• Para pacientes no susceptibles de cirugía se cuenta con una amplia experiencia en CRIOTERAPIA y HIFU.