¿Por qué contratar un seguro de accidentes?

¿Por qué contratar un seguro de accidentes?
El riesgo de sufrir un percance está siempre en nuestras vidas. Por ello contratar un seguro de accidentes es una buena manera de asegurarnos tranquilidad.

A nadie le gusta ser cenizo y pensar en la posibilidad de sufrir un accidente. Sin embargo, el riesgo de ser víctima de un percance que de forma repentina nos impida ejercer nuestra actividad diaria de forma temporal o permanente, o en el peor de los casos produzca la muerte, está siempre presente en nuestras vidas. De ahí que, excepto si cuentas con un ángel de la guarda las 24 horas del día, contratar un seguro de accidentes sea una buena manera de asegurarte una indemnización económica, en caso de lesiones que provocaran una incapacidad, o dejar cubierta a la familia, en caso de fallecimiento.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, solo en 2017 se registraron en España 102.233 accidentes de circulación con víctimas, que ocasionaron 1.830 fallecidos en el momento del accidente o hasta 30 días después del mismo. 9.546 personas fueron, por otra parte, ingresadas en un centro hospitalario y 129.616 resultaron heridas no hospitalizadas. En el caso de Euskadi se registraron 7.772 accidentes, con 51 fallecidos y 452 hospitalizados.

Qué cubre el seguro de accidentes

Como su nombre indica este tipo de seguros garantiza una indemnización, generalmente importante, cuando la persona asegurada fallece o sufre una situación de incapacidad permanente como consecuencia de un siniestro. Aporta, por tanto, tranquilidad y cobertura ante una situación que pudiera provocar desamparo o incapacitarte para el desempeño de la actividad profesional que te proporcionaba sustento para ti y tu familia.

Se entiende por accidente cualquier acontecimiento violento, súbito, externo y fortuito que se produce de forma ajena a la voluntad del asegurado. Es importante tener en cuenta la causalidad, es decir, el accidente no debe haber sido provocado por la persona asegurada ya que perdería el derecho a indemnización.

Seguro de Accidentes IMQ, alta protección al mejor precio

IMQ te ofrece un seguro de accidentes con tres modalidades distintas para que con total flexibilidad elijas aquella que mejor se adapte a tus necesidades, contando siempre con una alta protección a precios muy competitivos.

Modalidad Básica:

Desde tan solo 2,4 euros al mes, este seguro cubre tanto fallecimiento como incapacidad permanente por accidente con posibilidad de elegir el capital que deseas recibir: 30.0000, 60.000 o 90.000 €.

Modalidad Plus:

A la cobertura que ofrece la modalidad básica se suma, además, una indemnización en caso de fallecimiento por infarto de miocardio, partiendo de una prima muy económica (2,72 euros).

Alta Protección:

Se trata de la modalidad con mayores indemnizaciones en caso de fallecimiento por accidente. Incluye ventajas como doble indemnización en caso de fallecimiento por accidente de circulación y hasta 750.000€ si el fallecimiento se produce a consecuencia de un accidente de circulación en transporte público.

Es una modalidad de seguro muy ventajosa para familias con hijos, ya que abonas una cantidad fija independientemente del número de hijos e hijas incluidos en el seguro. Cantidad que va desde los 0,47 euros mensuales hasta 1,42 euros en función de los capitales contratados como indemnización.

Además, la prima a pagar por tu cónyuge o pareja de hecho está también bonificada y, a diferencia de otros seguros de accidentes, IMQ Alta Protección te ofrece cobertura hasta los 79 años de edad.

En definitiva, nadie elige tener un accidente, pero sí podemos elegir protegernos económicamente ante lo que pueda ocurrir. Por un módico precio el seguro de accidentes te garantiza la tranquilidad de que ningún suceso imprevisto pondrá en peligro tu futuro o el de tu familia. Si te decides a contratarlo ahora con IMQ, además, cuentas con un mes gratis.

Más información

En www.imq.es y en el teléfono gratuito 900 81 81 50.