Consejos para contratar un buen seguro de viaje

Consejos para contratar un buen seguro de viaje
Contar con un seguro de viaje cuando se va de vacaciones al extranjero aporta tranquilidad para estar cubiertos frente a los imprevistos

Falta menos de un mes para las vacaciones de Semana Santa y, quien más quien menos, planea ya cómo disfrutarlas. Si eres de las personas afortunadas que viajará al extranjero es probable que te estés planteando contratar un seguro de viaje. Te contamos en qué situaciones puede serte de ayuda y qué aspectos tener en cuenta a la hora de decidirte por uno o por otro.

Contar con un seguro de viaje al extranjero te aporta tranquilidad. Invertimos mucho tiempo, dinero e ilusión en preparar nuestros viajes y contratar un seguro es la mejor manera de estar cubiertos ante posibles imprevistos. El seguro te garantiza asistencia y ayuda ante determinados imprevistos. Cuando surge, por ejemplo, una urgencia médica fuera de nuestro entorno, en otro país, con otro idioma… la ansiedad y la preocupación son inevitables. De ahí la importancia de contar con la gestión especializada que te garantiza un seguro de viaje.

La oferta de seguros de asistencia en viaje es amplia y, a menudo, nos surgen dudas sobre qué tener en cuenta a la hora de decidirnos. Aquí tienes algunos consejos que pueden servirte de orientación.

Qué cobertura de asistencia médica te ofrece

A la hora de decidirte por un seguro ten en cuenta que te ofrezca una amplia cobertura de asistencia sanitaria y que los límites económicos sean amplios. Nadie piensa en ponerse enfermo en vacaciones o en sus viajes de trabajo pero, por desgracia, no podemos elegir si necesitaremos, por ejemplo, una operación de apendicitis de urgencia en Estados Unidos o si alguno de nuestros hijos se torcerá un tobillo en Disneylandia.

«Esas situaciones son más que habituales y haber contratado previamente un seguro de viaje nos ahorra en ese momento dinero y preocupaciones. De ahí que en IMQ hayamos decidido comercializar un seguro de asistencia en viaje, dirigido tanto a clientes como a no clientes de IMQ», señala Javier Aguirregabiria, director general adjunto de IMQ Seguros. Este nuevo seguro IMQ Viaje permite contratar coberturas de gastos médicos, farmacéuticos y hospitalarios hasta 200.000 €, ya que importes inferiores podrían no ser suficientes para estar bien cubierto en función de a qué país viajemos.

Que cubra posibles incidencias en viajes y vuelos

La salud no es lo único que puede fallar en tu viaje y, por ello, nunca está de más cubrirse frente a contratiempos tales como cancelaciones de viaje, pérdida de conexiones, robo del equipaje… Una pequeña inversión al contratar el seguro puede ahorrarnos disgustos a posteriori.

«El seguro médico de IMQ incluye la asistencia urgente en viaje al extranjero básica. A partir de ahora quien lo desee, sea o no asegurado de IMQ, podrá con el nuevo seguro IMQ Viaje disponer de coberturas más amplias que no están cubiertas en la modalidad básica (gastos de anulación de viaje, regreso anticipado por hospitalización de un familiar o por siniestro grave en el hogar, etc. En definitiva, contar con un seguro de viaje al extranjero para estar completamente cubierto. También de incidencias en viajes y vuelos como pérdida de conexiones o demora del viaje. Además de otros servicios de asistencia en viaje», explica Aguirregabiria.

Que puedas diseñártelo a medida

Todos los viajes no son iguales, por lo que el seguro que contratemos debe adaptarse a nuestras circunstancias y necesidades en cada momento.

En este sentido, el seguro IMQ Viaje te permite elegir:

Capital

Puedes elegir entre 60.0000 o 200.000 € para cubrir posibles gastos médicos, farmacéuticos o de hospitalización, así como fianzas por hospitalización.

Área geográfica

También puedes elegir el área geográfica para la que deseas estar cubierto:

• Europa

• Mundo (excluyendo EEUU)

• Mundo (incluyendo EEUU)

Alternativas para viajes cortos y largas estancias hasta un año

Seguro por días: ¿escapada de fin de semana? ¿Vacaciones de verano en la República Dominicana? ¿Dos semanas en China por trabajo? El seguro te da la opción de establecer tramos temporales de días (1-5; 6-10; 11-17; 18-24) hasta 365.

Anual corta estancia: cubre las necesidades de asistencia en viaje para todos los viajes que el cliente quiera realizar durante un año, siempre que ninguno supere los 90 días consecutivos de estancia. Una buena opción, por ejemplo, si viajas a menudo a visitar proveedores o a ferias en el extranjero.

Anual larga estancia: ¿Planeando unos meses de voluntariado en África? Esta opción cubre la asistencia para todos viajes del año que quieras realizar, pudiendo superar los 90 días consecutivos de estancia.

Mejor sin franquicias

Una franquicia se define como la parte del daño que queda a cargo del asegurado, pudiendo establecerse un importe fijo o un porcentaje sobre el total de la cantidad asegurada. Los seguros de viaje aplican en ocasiones este sistema de franquicia, en aspectos relacionados con reclamaciones por cancelación del viaje, por reclamaciones de responsabilidad civil o por los gastos originados relacionados con la salud o la hospitalización. Antes de contratar un seguro, es bueno informarse de si incluye o no franquicias.

El nuevo seguro IMQ Viaje, por ejemplo, no incluye ninguna franquicia. «Hemos querido poner en el mercado un producto muy competitivo en cuanto a precio», explica el director general adjunto de IMQ Seguros. Además, se incluyen diferentes opciones de descuentos. «Este seguro se ofrece con un descuento del 10% para unidades familiares y grupos. Y además los clientes de IMQ cuentan con un descuento del 10% adicional».

Más información: imq.es y 900 81 81 50 (teléfono gratuito).